Diario Sur

Cuatro millones de euros en ayudas para los colectivos más desfavorecidos

  • La Junta de Andalucía subvenciona los proyectos de más de 170 asociaciones de la provincia, encargadas de atención a personas mayores, inmigrantes o jóvenes

Cuatro millones de euros en ayudas para más de 170 asociaciones que prestan servicio en más de una treintena de municipios de la provincia. Esta es la base sobre la que se asienta el nuevo plan que la Junta de Andalucía ha presentado hoy en Málaga para “reforzar la ayuda a los colectivos de población más desfavorecidos”. Así lo ha confirmado esta mañana el delegado del gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, que ha compartido los detalles del plan acompañado por la delegada de Salud, Igualdad y Políticas Sociales, Ana Isabel González. Ambos han mantenido un encuentro en el Instituto Andaluz del Deporte con un numeroso grupo de representantes de las entidades a las que se han dirigido las ayudas. A medida que se vayan tramitando las subvenciones (algunos ya las han recibido), las asociaciones podrán poner en marcha sus proyectos, que han sido sometidos a “un proceso de concurrencia para que la ayuda vaya a las mejores manos”, ha destacado el delegado.

Entre esas manos están las de los colectivos que prestan atención y dan servicio a colectivos especialmente vulnerables, caso de las personas mayores, los inmigrantes, los jóvenes en riesgo de exclusión, la comunidad gitana o las personas sin hogar, entre otros. Una parte importante de esa ayuda también se destina a Cáritas (más de 200.000 euros) y a programas centrados en la prevención de drogodependencias. En un plano general en cuanto a cifras, al sector de la inserción social se han destinado 3.114.370 euros, mientras que a las personas mayores las ayudas suman 317.454 y para las personas con discapacidad 627.986 euros.

En concreto, parte de las ayudas se destinarán a facilitar la autonomía de personas mayores o con discapcidad financiando la compra o reparación de prótesis, el desplazamiento a los centros de día; a cubrir los gastos de matriculación para la formación de jóvenes en riesgo de exclusión o a impulsar programas de integración social para inmigrantes.