Diario Sur

Las esperas en el servicio de cita previa de Barbarela llegan a las tres horas

Fachada del Centro de Especialidades San José Obrero (Barbarela). :: sur
Fachada del Centro de Especialidades San José Obrero (Barbarela). :: sur
  • Csif denuncia que sólo hay tres profesionales para encargarse de la atención de más de 350 usuarios diarios

El que espera desespera. Eso es lo que les ocurre a las personas que acuden al servicio de cita previa del Centro de Especialidades San José Obrero (Barbarela). Las demoras para ser atendidos llegan a las tres horas, según denunció ayer Csif Málaga. La falta de personal es la causa principal que trae consigo los retrasos todos los días. La central sindical puso de manifiesto que sólo hay tres auxiliares administrativos en turno de mañana para atender el servicio, lo que provoca «un altísimo nivel de estrés» y expone a riesgo de agresiones a los profesionales, dijo a este periódico el presidente provincial de Csif Sanidad, Antonio Osorio. Barbarela depende del Hospital Clínico Universitario.

En el citado servicio se reparten más de 350 citas diarias para diversas gestiones, pero el número de trámites es mucho mayor desde que se eliminó el servicio de información a los usuarios en la entrada del edificio, aseguró Csif. «A la sobrecarga laboral y la falta de personal se suma también la deficiente distribución y el estado en el que se encuentran las instalaciones, donde los trabajadores prestan servicio rodeados de usuarios, ruidos y controlados cada vez que se levantan del asiento», expresó Csif.

«Además del estrés laboral que soportan los profesionales, esta situación también repercute en los usuarios de forma directa, ya que esperan una media de tres horas para ser atendidos», afirmó Osorio. «Estas demoras en la asistencia originan quejas diarias entre los usuarios y un malestar generalizado que suman aún más presión a los trabajadores», recalcó el sindicalista. En este sentido, Csif denunció que con frecuencia las quejas se tornan en reproches, insultos o amenazas a pesar de que el centro cuenta con un vigilante de seguridad, que continuamente trata de calmar los ánimos entre los usuarios. Csif criticó los recortes, la pésima infraestructura y la mala organización. Todo ello, a juicio de la central sindical, incrementa el riesgo de que los profesionales sufran una agresión. En ese sentido, Csif ha exigido a la Administración que se tomen medidas de inmediato para solventar esta situación, que «genera un elevado nivel de estrés laboral a los trabajadores y provoca una atención deficiente a los usuarios».

Revisión de las agendas

Por su parte, fuentes oficiales del Clínico indicaron que se están haciendo gestiones para contratar a un auxiliar administrativo más para que haya cuatro trabajando en vez de tres. Asimismo, explicaron que se procede a la revisión y reordenación de las agendas de todas las especialidades del Hospital Clínico para agilizar las citas y reducir las demoras.

Las fuentes citadas, que lamentaron los retrasos que se producen en el área de atención al usuario del Centro de Especialidades San José Obrero, señalaron que en esas dependencias de se piden, se anulan o se cambian muchas citas, así como se solicita información. Añadieron que el punto de información sigue funcionando por la tarde, aunque en horario vespertino no se gestionan citas.

Por su parte, usuarios consultados por este periódico manifestaron que acudir a Barbarela a hacer una gestión supone «armarse de paciencia» y echar casi la mañana entera hasta que se logra ser atendido. «No es culpa de los trabajadores, que hacen lo que pueden, pero la situación es lamentable. Los responsables del Clínico tienen que acabar con esas colas», apostillaron las fuentes.