Diario Sur

Detienen a un presunto pirómano que prendió fuego a un centenar de neumáticos y a una moto en un parque

Bomberos trabajan en la extinción del ciclomotor
Bomberos trabajan en la extinción del ciclomotor
  • Se investiga la presunta participación del individuo, al que le constan antecedentes, en otros hechos delictivos de similares características

Efectivos de la Jefatura de Policía de Barrio Distrito Puerto de la Torre de la Policía Local de Málaga han detenido a un individuo, natural y vecino de Málaga de 22 años de edad, como presunto autor de un delito de daños provocados por incendios intencionados.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 10:20 horas de la mañana del domingo 13 de noviembre, cuando agentes de la Policía Local de Málaga se personaron junto a un establecimiento de vulcanizados del que emanaba una larga columna de humo motivada por el fuego de un centenar de neumáticos apilados en el lugar, por lo que requirieron la presencia del Real Cuerpo de Bomberos de la ciudad, cuyos efectivos, una vez personados, sofocaron el incendio.

Mientras, un segundo incendio estaba produciéndose en un parque cercano, siendo en este caso un ciclomotor lo que ardía, encontrándose los policías locales junto al mismo a un individuo al que testigos de los hechos reconocieron como el autor de ambos fuegos, con claros indicios de la intencionalidad de los mismos.

Actitud nerviosa y contradictoria

Al percatarse de la presencia policial, el propio individuo se dirigió a los agentes manifestando en primera instancia que había llamado para informar del incendio, tras lo que pasó a contradecirse diciendo que le había dicho a un hombre que llamase, todo ello mostrando una actitud nerviosa.

Además de todos los indicios que lo señalaban como el autor de ambos incendios provocados, los policías locales pudieron comprobar que el individuo tenía las manos completamente llenas de tizne, presumiblemente de los neumáticos quemados con anterioridad, así como, tras identificarlo y efectuarle el preceptivo cacheo preventivo de seguridad, que portaba dos mecheros entre sus pertenencias.

Al igual que en el caso anterior, los efectivos de Bomberos extinguieron este segundo fuego, tras lo que los policías locales se dispusieron a localizar a las propiedades tanto del vulcanizado como del ciclomotor, manifestando el propietario del vehículo que lo tenía estacionado en su calle, si bien no hacía uso del mismo debido a que carecía de seguro.

Presuntas amenazas previas

Al parecer, el propietario del vulcanizado había llevado a juicio previamente al individuo por un presunto robo a uno de sus hijos, siendo por ello, presuntamente, amenazados de muerte por el mismo, que les advirtió de que se iban a arrepentir y les iba a quemar el negocio.

Además de los siniestros provocados en los neumáticos y el ciclomotor, los incendios causaron otros daños colaterales en la fachada del establecimiento de vulcanizados y en el mobiliario, suelo y flora, del parque infantil, a la espera de conocerse la cuantía total de los daños ocasionados.

Ante los hechos, los policías locales procedieron a la detención del individuo y a su traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial.

Al individuo le constan numerosos antecedentes policiales y judiciales previos por hechos similares a los detallados, robos, etc. De hecho, se investiga la presunta participación del individuo en otros incendios presuntamente provocados, entre ellos el de un ciclomotor incendiados un día antes, el sábado 12 de noviembre, en una calle situada en las inmediaciones.