Diario Sur

Seguridad y permisos de residencia, principales preocupaciones del cuerpo consular

El subdelegado del Gobierno, Miguel Briones, junto al cuerpo consular.
El subdelegado del Gobierno, Miguel Briones, junto al cuerpo consular. / sur
  • Los diplomáticos se reúnen con el subdelegado del Gobierno, Miguel Briones, para abordar los principales asuntos que más inquietan a los turistas y residentes permanentes de diferentes nacionalidades

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones Artacho, ha recibido por primera vez al Cuerpo Consular de Málaga tras el nombramiento de su nuevo decano en la provincia, Pedro Megías González, además cónsul honorario de Suecia y con quien ya mantuvo un encuentro previo en la Subdelegación del Gobierno.

El objetivo de la reunión, a la que han asistido 23 cónsules de los 39 que representan a sus respectivos países en la provincia malagueña, se ha centrado en abordar cuestiones que preocupan a los turistas y residentes permanentes de las diferentes nacionalidades en la zona.

La seguridad pública se ha convertido en la principal ocupación del Gobierno en Málaga, dada la importancia del sector turístico y residencial, lo que ha sido trasladado por el subdelegado del Gobierno al Cuerpo Consular, junto a los datos que corroboran un descenso de la tasa de criminalidad histórico en Málaga, donde el flujo de población, especialmente en meses estivales, es enorme y cosmopolita, contando con decenas de nacionalidades entre sus residentes y turistas.

«Málaga es una zona segura, lo demuestra además el incremento de visitantes en los últimos años, y es nuestra intención seguir trabajando por ello con los medios materiales y humanos a nuestro alcance», ha detallado Briones. Por su parte, el decano del Cuerpo Consular en Málaga ha agradecido la iniciativa del subdelegado del Gobierno para atender a los cónsules de la provincia y «la disposición permanente de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado» en Málaga coordinadas por la Subdelegación del Gobierno.

De hecho, el encuentro ha contado con la presencia de los mandos de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía en la provincia, quienes han atendido y dado explicaciones ante las dudas e inquietudes de algunos de los cónsules presentes.

Tramitación de residencia temporal

La reunión ha durado más de dos horas y también se ha abordado el proceso de tramitación de tarjetas de residencia temporal o de largo plazo, servicio centralizado en la Oficina de Extranjería dependiente de la Dependencia de Trabajo e Inmigración de la Subdelegación del Gobierno, así como la legislación y la situación de los súbditos extranjeros en función de su origen y circunstancia.

Según ha apuntado el jefe de Trabajo e Inmigración, Luis Fernando Blanco, «las citas para expedientes no tardan más de cinco días en darse y la resolución de los mismos oscila entre los 22 y los 28 días de media, muy por debajo de los tres meses de plazo máximo legalmente establecido».

Se han abordado igualmente asuntos económicos, como las inversiones internacionales ya arraigadas en Málaga y otras previstas, así como la importancia de los vínculos culturales de cada país con la ciudad y la provincia malagueña, extensibles a todo el territorio nacional