Diario Sur

Retiran los símbolos franquistas de las fachadas de los edificios de Málaga

    La retirada de símbolos franquistas es una obligación recogida en la Ley de la Memoria Histórica.
    La retirada de símbolos franquistas es una obligación recogida en la Ley de la Memoria Histórica. / SUR
    • Se eliminarán las placas y azulejos existentes en la avenida de la Paloma, Sor Teresa Prat y Héroe de Sostoa, entre otras calles de la capital

    El Ayuntamiento de Málaga continúa trabajando en la retirada de los símbolos franquistas que quedan en la ciudad en las fachadas de distintos edificios. En esta ocasión se intervendrá en una treintena de placas y azulejos con símbolos franquistas o del sindicato de la época situados en diferentes zonas de la ciudad, trabajos que se han adjudicado a la empresa Picaso por un importe de 6.000 euros, y con lo que se cumplirá lo establecido en la Ley de la Memoria Histórica.

    En esta ocasión se van a retirar los símbolos de alguna de las fachadas de la avenida de la Paloma, Canónigo Fernández de Ávila, Concejal Masso Roura, avenida Sor Teresa Prat, Sillita de la Reina, Héroe de Sostoa, Montaña Blanca, Archidona y de las barriadas Haza de Cuevas y 26 de Febrero. Pese a que los inmuebles sean privados, la ley obliga a realizar esta actuación.

    Anteriormente ya se han eliminado placas en la barriada de Olías y Jardines de Pedro Luis Alonso, un monolito en Gibralfaro así como cruces conmemorativas y una placa en el Paseo Salvador Rueda (Camino Nuevo). También se ha tapado el reloj solar de los Jardines de Puerta Oscura. Por lo que se refiere al callejero, se han realizado algunos cambios en las calles General Mola y Calle General Sanjurjo, que han pasado a denominarse, respectivamente, Calle O´Donell y Calle Escritor Enrique Llovet. En la barriada de Olías la calle Generalísimo Franco pasó a ser calle La Ópera, la calle Queipo de Llano se denomina ahora calle La Cantata y la denominada Mártires de Olías es actualmente calle La Sinfonía.

    Estudio sobre los nombres de las calles

    Asimismo, la Comisión Municipal de la Memoria Histórica, que se reúne este miércoles, espera llegar a un acuerdo con la Universidad de Málaga para realizar diversas actuaciones, entre ellas una investigación que permita conocer la identidad de las personas que dan nombres a algunas calles. Este rastreo tendrá como finalidad localizar posibles denominaciones de militares de la época del franquismo para poder ser retirados del callejero.

    Al mismo tiempo, se ha remitido al Boletín Oficial de la Provincia el acuerdo que supone la retirada de todas las distinciones municipales que se le habían concedido a Francisco Franco.

    Lugares de la Memoria Histórica

    Por otra parte, el Ayuntamiento ya ha iniciado los contactos para tramitar y trasladar a la Junta de Andalucía la incorporación como ‘Lugar de la Memoria Histórica’ la esquina donde murió Manuel José García Caparros, el edificio de la Aduana y el lugar donde se levantaba el antiguo cuartel de la Guardia Civil del pasillo de Natera. Igualmente, en breve serán colocadas placas conmemorativas, en dos lugares claves de la Memoria Histórica: la antigua Cárcel de Mujeres (actual cuartel de la Policía Local) y el Cementerio de San Rafael.