Diario Sur

Poda «a ras» de la mediana de Valle-Inclán

Trabajos de poda de la mediana de la avenida Valle Inclán que se realiza estos días.
Trabajos de poda de la mediana de la avenida Valle Inclán que se realiza estos días. / José Manuel Molina
  • Las adelfas están siendo cortadas estos días en esta vía de alta densidad de circulación

La mediana de la Avenida Valle-Inclán está siendo podada estos días, lo que ha originado algunas retenciones de tráfico en esta importante vía de comunicación de la ciudad. Junto a algunas quejas debido a las inevitables retenciones que a causa de estos trabajos se originaron el domingo, –los operarios tuvieron que cortar un carril en cada uno de los sentidos de la calzada para poder realizar la tarea– hay quien cuestiona la forma en que se está llevando a cabo la poda.

Así, José Manuel Molina, un vecino de la zona, señala que están podando las adelfas «a ras», algo que considera que «no es necesario ni conveniente», porque dice que «son plantas sanas y hace poco tiempo que se les realizó la misma poda». En este sentido señala que las adelfas en las medianas de las carreteras «cumplen una misión de seguridad en la prevención de accidentes en la conducción, ya que evitan los deslumbramientos nocturnos de los conductores que circulan por el carril contrario».

«En lugar de cortar las plantas de esa forma las podrían haber recortado un poco a lo ancho y a lo alto para darles forma de barrera verde para evitar ruidos, contaminación y deslumbramientos», afirma. Y mantiene este ciudadano que las adelfas las podan de la forma que lo están haciendo «para que se vean los negocios y las vallas de las multinacionales de los carburantes, la publicidad y la restauración desde ambos carriles de circulación de la avenida».

Sin plantar árboles en la zona

«Toda esta zona junto a la Avenida Valle-Inclán que está llena de grandes vallas publicitarias es una zona verde desde hace unos veinte años, en la que no se plantado ni un solo árbol», dice. Y añade que «en su lugar se han colocado nueve grandes vallas publicitarias», algunas de las cuales dice que superan «la altura máxima permitida a pesar de estar colocadas ya en una zona alta sobre un montón de tierras que en su día se vertieron ahí», y que según manifiesta, «para colmo no estoy seguro que hayan pagado por la concesión del suelo municipal para la colocación de vallas publicitarias». «Con buena voluntad se pueden compatibilizar las cosas», sostiene. «Por ejemplo en este caso se pueden poner las vallas publicitarias más bajas y detrás de ellas plantar árboles para que los vecinos no veamos las vallas, soportemos menos ruidos y suframos menos contaminación», señala.

El mantenimiento de la mediada la viene realizando el Ayuntamiento de Málaga, a través de la Sección de Conservación Viaria perteneciente al Departamento de Arquitectura e infraestructuras de la Gerencia Municipal de Urbanismo. El trabajo le fue adjudicada a la U.T.E. formada por las empresas EIFFAGE-CONACON, por un periodo de un año, renovable por uno más y un importe de 3.750.000 euros. Además de las operaciones de desbroce, el contrato incluye también el mantenimiento de las vías urbanas de toda la ciudad, la limpieza de los márgenes, las medianas e isletas de las mismas y de cunetas, así como actuaciones de bacheo y eliminación de aquellos obstáculos que puedan impedir el uso normal de las vías y puedan provocar accidentes.