Diario Sur

Aíslan en prisión a los padres de la bebé de Puerto de la Torre

  • Han optado por aplicar también el protocolo de prevención de suicidios a ambos progenitores

La dirección del centro penitenciario de Alhaurín de la Torre ha decidido recluir en un módulo de aislamiento a los padres de la bebé de tres meses que murió el jueves pasado en Málaga con signos de malos tratos y desnutrición. La pareja, ambos veinteañeros y de nacionalidad española, residía con la pequeña en el barrio de Puerto de la Torre.

Según ha podido saber SUR, la prisión ha optado por aplicar también el protocolo de prevención de suicidios a ambos progenitores, que han sido encarcelados por orden de la titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Málaga, quien les atribuye presuntos delitos de asesinato y malos tratos.

La autopsia reveló que la menor había tenido una muerte violenta, ya que presentaba un traumatismo craneoencefálico. La lesión deja abiertas varias posibilidades, desde un golpe intencionado, el síndrome del zarandeo o una caída accidental, hipótesis esta última que los investigadores siempre consideraron menos plausible por la corta edad de la bebé.

Los forenses detectaron también los signos de desnutrición de los que ya habían advertido los pediatras del Hospital Materno Infantil, donde la niña ingresó el jueves –su padre se desplazó en autobús para llevarla– ya fallecida, tal y como adelantó SUR el viernes.

Los agentes arrestaron a los progenitores tras ese primer informe de los facultativos de urgencias y acudieron a la vivienda familiar, situada en la calle Lagunas de Ruidera. Los investigadores se incautaron allí de algunos biberones, que están siendo analizados para comprobar cómo la alimentaban. La familia convivía con tres perros que, a juicio de los agentes, estaban bien cuidados.

Tras conocer la noticia, varios vecinos coincidieron –y así se lo hicieron saber a la policía–en el extraño comportamiento de la pareja. «Los veíamos salir a pasear con los perros, pero nunca con la niña», sostuvo una mujer que reside cerca del domicilio de los arrestados.