Diario Sur

Juan XXIII: vía libre por fin

Avenida de Juan XXIII, a la altura del tramo donde ha sido eliminado el montículo.
Avenida de Juan XXIII, a la altura del tramo donde ha sido eliminado el montículo. / Álvaro Cabrera
  • La eliminación del montículo ha mejorado la zona y las conexiones en una vía muy utilizada

Ha llevado su tiempo pero por fin se ha eliminado el montículo existente en la avenida de Juan XXIII, que recordemos formaba parte de un puente que cruzaba el pasillo ferroviario. Una actuación que ha llegado una década después de que finalizaran los trabajos para soterrar las vías del AVE, pero que ha merecido la pena. La obra, realizada por la Junta de Andalucía dentro de los trabajos de reurbanización de la obra del metro, con un coste superior al millón de euros, mejora sustancialmente la conexión de la avenida de Juan XXIII con las calles Reboul y La Unión, y también permite su comunicación con el vial que atraviesa los suelos de los antiguos depósitos de Repsol y que enlaza con el bulevar Adolfo Suárez, construido sobre el soterramiento del AVE. Este vial no se había podido abrir hasta ahora porque el montículo que ha sido eliminado restaba visibilidad a los conductores.

Las obras han consistido en la reposición de la calzada, las aceras y las zonas ajardinadas de la mediana, con la construcción de alcorques y parterres. Y la avenida resultante cuenta con 350 metros de longitud, incluye seis carriles de 3,5 metros de ancho, tres para cada sentido, entre el bulevar de Adolfo Suárez y la calle La Unión, además de un carril bici que conecta al norte con el existente en el camino de San Rafael y al sur con el ejecutado por el Ayuntamiento de Málaga desde el bulevar hasta la avenida de Europa. Una obra que aunque ha tardado en llegar ha mejorado sustancialmente ese punto que se ha visto reurbanizado y que constituye además un eje muy utilizado a diario por miles de ciudadanos en sus desplazamientos urbanos, por lo que su ejecución posibilita una mejor comunicación en la ciudad.