Diario Sur

La banda que reventaba cajeros automáticos tenía dos granadas de mano

Jesús Esteban, Miguel Briones y Pedro Garijo presentaron ayer los resultados de la operación.
Jesús Esteban, Miguel Briones y Pedro Garijo presentaron ayer los resultados de la operación. / FRANCIS SILVA
  • La red obtuvo un botín superior a los 70.000 euros en más de una decena de robos cometidos en diversas localidades de la provincia

Hay tres tipos de perros que trabajan con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La división viene dada por lo que deben buscar según su adiestramiento: dinero, drogas o explosivos. Y especialistas caninos en los tres ámbitos han participado en la operación que ha servido para desarticular la banda a la que se le atribuyen catorce robos en cajeros automáticos de la provincia. No en vano, en la operación se han aprehendido casi 40.000 euros en efectivo, bolsas de marihuana y dos granadas de mano listas para su uso.

Justo este último hecho era destacado ayer por parte del subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, durante la presentación de los resultados de la investigación llevada a cabo de manera conjunta por agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil. Briones dio cuenta de los resultados de la operación junto al teniente coronel de la Guardia Civil Jesús Esteban y del comisario provincial de la Policía Nacional Pedro Garijo. «La intervención de granadas, armamento de guerra, le ha otorgado mayor grado de peligrosidad a esta operación. El delito adquiere una dimensión distinta», argumentó Briones.

Explosivos y drogas

Ese material explosivo se empleó en cuatro de los catorce robos en cajeros automáticos, que le reportaron a la organización criminal un botín superior a los 70.000 euros, según detallaron ayer los representantes de ambos cuerpos de seguridad. Briones recordó que el 'modus operandi' de la banda consistía en reventar los cajeros automáticos y, con el dinero obtenido, adquirir drogas para su posterior distribución. Este hecho motivó otra línea de investigación que ha llevado a la desarticulación de plantaciones de marihuana y laboratorios de cocaína, así como a otras detenciones y a la imputación de la mujer de uno de los detenidos en Ronda.

Briones recordó asimismo que fruto de la operación han pasado a disposición judicial cuatro de los cinco detenidos (dos británicos y tres españoles), de los que tres han ingresado en prisión. En este sentido, los representantes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil añadieron ayer que uno de los británicos detenidos tiene antecedentes en Reino Unido por tenencia de armas, explosivos y hechos similares a los que han llevado a su detención en relación con los robos en cajeros automáticos reventados en Mijas, Marbella, Alhaurín el Grande, La Cala del Moral, Monda, Guaro, Algarrobo Costa, entre otras localidades de la provincia.