Diario Sur

Prisión para tres de los cuatro detenidos por robos en cajeros con explosiones

Uno de los cajeros destrozados por la organización, que comenzó a actuar a finales de julio. :: sur
Uno de los cajeros destrozados por la organización, que comenzó a actuar a finales de julio. :: sur
  • Se trata de dos británicos y un español investigados por su presunta implicación en 15 asaltos a bancos de la provincia desde finales de julio

Tres de los cuatro detenidos por la oleada de robos mediante explosiones en cajeros automáticos de la provincia han ingresado en prisión. La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Málaga, que lleva las diligencias del caso, les atribuye presuntos delitos de robo con intimidación, contra la salud pública, pertenencia a organización criminal y tenencia de armas de guerra, según confirmaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Dos de los arrestados, ambos de nacionalidad británica, están considerados los supuestos autores materiales de los golpes, quince en total, en los que habrían obtenido un botín que, al parecer, rondaría los 75.000 euros. El tercer detenido que ha acabado en prisión es español y, según las fuentes, tiene un taller. El cuarto, también autóctono, ha quedado en libertad con cargos, con obligación de comparecencias periódicas.

Un equipo conjunto de la Policía Nacional y la Guardia Civil desató el miércoles una operación simultánea para capturar a los presuntos miembros de la banda -también se investiga a una mujer- y efectuar los seis registros planeados durante la investigación. En uno de los domicilios, vinculado a los británicos detenidos, los investigadores intervinieron dos granadas de mano, de ahí que se les impute un delito de tenencia de armas de guerra. También se han intervenido, al parecer en viviendas o locales de otros detenidos, algo más de 150 gramos de cocaína y ocho kilos de marihuana. En la operación también se han decomisado vehículos, dinero -unos 40.000 euros en efectivo- y otros elementos usados para cometer estos robos, como cableado eléctrico.

Los asaltos a bancos seguían un 'modus operandi' similar: reventar los cajeros con gas acetileno -la mayoría- o con explosivos para acceder al cajetín de los billetes. En total, se han producido siete casos en la demarcación de la Policía Nacional y ocho en la de la Guardia Civil.