Diario Sur

Trabajos de mantenimiento en la noria del puerto.
Trabajos de mantenimiento en la noria del puerto. / Moreno

La noria del puerto se pone a punto para reabrir a finales de mes

  • La empresa propietaria sustituye elementos de rodamiento para evitar ruidos y acondicionará el entorno para exponer el proyecto definitivo

La Autoridad Portuaria ya ha aprobado que la noria permanezca en su actual emplazamiento durante un año más (prorrogable durante otros seis meses), y la reapertura está ahora pendiente de que la Gerencia de Urbanismo le conceda la licencia de actividad, que a su vez estará sujeta a las alegaciones de los vecinos. Con estos mimbres, los responsables de la atracción esperan que pueda volver a girar a finales de este mes. Mientras, la sociedad concesionaria, Mederyt, está llevando a cabo estos días una puesta a punto general de la máquina, de manera que no sea necesario volver a pararla ya en todo el periodo previsto de actividad.

Los trabajos, según explicó el promotor, Santi Sardá, es aprovechar para llevarla a un estado de «cero kilómetros», para lo que se están sustituyendo todos los elementos que sufren desgaste: «La estructura tiene unos sistemas de bulones (tornillos de gran tamaño) que sufren pequeñas holguras, por lo que los estamos sustituyendo para evitar sobre todo que puedan hacer ruido en los meses que permanezca instalada y funcionando». El empresario indicó que ello hará el paseo más confortable.

También se está acometiendo un cambio en las luces, para reducir las posibles molestias; así como de los cierres y sistemas electrónicos. Por último, se llevará a cabo un repaso de los motores y los frenos. «Son mantenimientos que no tocaba hacerlos ahora pero se ha aprovechado el parón», añadió el empresario. La estructura tiene en estos momentos cuatro años de vida.

Por otra parte, se va a acondicionar la pequeña explanada que queda delante de la atracción para darle una imagen de conjunto y exponer al público el proyecto que la empresa promueve de una noria definitiva de cien metros junto a la terminal del Melillero, según el diseño del arquitecto Jerónimo Junqueras (autor de la reforma del Palmeral del muelle 2).

En esta zona, la empresa también se propone celebrar pequeños eventos lúdicos y para los colectivos sociales con los que colabora. La taquilla se cambiará de ubicación, para acercarla a la acera del Muelle de Heredia y la terminal de autobuses.

Quejas vecinales

Por su parte, los vecinos de Muelle de Heredia afectados por la presencia de la estructura frente a sus viviendas han anunciado que presentarán una batería de alegaciones en la Gerencia de Urbanismo contra la concesión de la licencia municipal, ante la que pretenden hacer valer, con informes médicos y periciales, los problemas psicológicos que les está ocasionando, para intentar frenar la reapertura. En caso de que esta opción no prospere, estudiarán presentar una denuncia contra el Ayuntamiento.