Diario Sur

Avances en conciliación y feminismo

El Consejo Sectoral de la Mujer se celebró ayer por la tarde en el salón de plenos.
El Consejo Sectoral de la Mujer se celebró ayer por la tarde en el salón de plenos. / Álvaro Cabrera
  • Las empresas que contraten con el Ayuntamiento deberán favorecer que se compatibilice la vida familiar y laboral. Proponen una ruta en la ciudad con hitos de mujeres destacadas

El Consejo Sectorial de la Mujer, que se celebró ayer por la tarde en el salón de plenos, reunió a un nutrido grupo de asociaciones de mujeres y por la igualdad que trabajan durante todo el año para llevar a cabo medidas que favorezcan los roles igualitarios. Si el año pasado pedían que los lugares de uso público del Ayuntamiento, al menos, hubiese cambiadores de pañales para bebés tanto en el baño de los hombres como en el de las mujeres, algo que no ha calado en esta sociedad en la que todavía algunos siguen pensando que los niños son de las madres (sólo hay que remitirse a multitud de centros comerciales), este año han dado un gran paso en lo que se refiere a las deberes que deberán cumplir las empresas que obtengan contratos y licitaciones con el Ayuntamiento. Uno de los objetivos, que el Consejo de la Mujer, que preside el alcalde Francisco de la Torre, se ha propuesto para el próximo año es que las firmas demuestren (en cláusulas sociales) que cumplen con medidas de conciliación tanto para las mujeres como para los hombres.

Así, las exigidas por el Decreto 3/2012 como son la reducción de la jornada laboral para los padres que tienen hijos menores de 12 años y que cumplan los permisos de maternidad y paternidad así como las horas de lactancia que adjudica la normativa serán preceptivas para que las empresas puedan acceder a una licitación o concurso e incluso a un contrato menor con el Consistorio. También, como explicaba la edil socialista Estefanía Martín Palop, se estudiará cómo incluir el teletrabajo, la ampliación de los permisos de paternidad y maternidad, y la flexibilidad en el horario como cuestiones que puntúen.

«El objetivo nos resulta muy interesante y creemos que puede fomentar de verdad medidas de igualdad y de conciliación en las empresas;el segundo aspecto, que no está dentro de los preceptos legales habrá que estudiarlo con más detenimiento pero es muy innovador», subrayaba la directora de Igualdad, Ruth Sarabia, a lo que la edil socialista Estefanía Martín Palop añadía a SUR que las cláusulas sociales, entre ellas las que fomentan la igualdad, como parte esencial en los contratos que suscriba el Ayuntamiento es un asunto que se aprobó en el pasado pleno municipal y que su grupo ha llevado en numerosas ocasiones en mociones. Esta medida deberá ser aprobada antes por el pleno.

El Consejo Sectorial de la Mujer también prevé como objetivos para el próximo año que las actividades municipales que se realicen para los niños (y niñas, como resaltan) incluyan la perspectiva de género y los valores de igualdad, así como realizar un ruta específica por las calles de Málaga en la que se ensalcen los valores de figuras feministas y los logros que han tenido las mujeres en esta ciudad.

El manifiesto. La polémica con Sichar

En el Consejo Sectorial de la Mujer, que se realiza en estas fechas para preparar la celebración del Día contra la Violencia de Género el próximo 25 de noviembre, también es el momento en el que se da a conocer el manifiesto que elaboran todos los grupos, y en el que se exponía, entre otras muchas cuestiones, que la violencia de género había matado a más personas en España que el terrorismo. En concreto, en los últimos 12 años se contabilizan unas 850 mujeres víctimas, según explicaban, mientras que el terrorismo de ETA acabó con la vida de 829 personas a lo largo de 42 años (cifra del Ministerio del Interior). En este punto discrepaba el edil de Ciudadanos Gonzalo Sichar poniendo el acento en que no debían de compararse estos dos asuntos y pidiendo que se cambiase la redacción del manifiesto, por lo que saltaron las ediles socialista Estefanía Martín Palop y Remedios Ramos haciéndoles ver, como explicaba Martín Palop que no querían minimizar el terrorismo, pero que sí querían que a la violencia machista se la tratase con la magnitud que tiene. Tras momentos de tensión en los que Martín Palop dijo que si no había acuerdo se votara, Sichar finalmente declinó su propuesta.

El edil de naranja está muy sensibilizado con el terrorismo de ETA, y de hecho ha editado libros de experiencias personales de víctimas como la del exguardia civil malagueño Javier López en el atentado a la casa cuartel de Galdacano (Vizcaya), pero en esta ocasión hay que tener más amplitud de miras, como explicaban tras el encuentro las ediles, porque ETA está inactiva pero la violencia de género sigue, desgraciadamente, muy presente.

PSOE y Onda Azul. Demanda un nuevo presidente

El grupo socialista contraataca para el próximo consejo de administración de Onda Azul, que se celebrará presumiblemente antes de final de mes, y demanda que se incluya como punto de orden del día apear al alcalde Francisco de la Torre de la presidencia del ente municipal «por incumplir con su obligación estatutaria de ejercitar la alta inspección de la sociedad (artículo 19 de los estatutos), a raíz de las irregularidades y hechos conocidos sobre la gestión de esta entidad», como explicó el edil socialista Francisco Conejo. En segundo lugar, los socialistas proponen a la junta general (todos los ediles en pleno)el nombramiento de un nuevo presidente en aplicación del artículo 18 de los estatutos de la sociedad que establece que ésta designará entre los miembros del consejo de administración al que haya de presidirlo», así como otras medidas para exigir acciones a la nueva gerente, Vanessa Martín Alloza.

No parece que vaya a tener mucho recorrido esta demanda porque ayer mismo el portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, que tiene la llave en el consejo, explicaba que no estimaba el cambio en la presidencia y añadía sobre la gerente: «Aunque Martín Alloza no era nuestra candidata, una vez que ha sido elegida la apoyamos y además aplaudimos su gestión;y por supuesto expresamos nuestro máximo respeto a todos los trabajadores».