Diario Sur

Toman medidas para evitar más asentamientos de chabolas en los terrenos de Repsol

Tras retirar las chabolas, el Ayuntamiento contempla derribar el muro.
Tras retirar las chabolas, el Ayuntamiento contempla derribar el muro. / Fernando González
  • Las familias rumanas se marcharon de forma pacífica tras rechazar la ayuda social ofrecida por el Ayuntamiento antes de desalojar la parcela

Se instalaron sin hacer ruido y de la misma forma se han ido. La veintena de personas sin techo que durante los últimos meses han ido asentándose en los terrenos de Repsol se marcharon a primera hora de ayer después de que agentes de la Policía Local les pidieran que recogieran sus cosas antes de que un tractor de Limasa desmantelara las chabolas situadas en la zona norte de la parcela, junto al muro que da a la calle Bodegueros. Las familias rumanas, todos adultos y que se dedican a pedir limosna en los supermercados y a recoger chatarra, dijeron que tenían previsto volver a su país en breve, así que de manera pacífica retiraron las tiendas de campaña y sus enseres, y abandonaron el lugar. Su próximo destino es una incógnita para el Ayuntamiento, toda vez que rechazaron la ayuda ofrecida por la Unidad de Emergencia Social, que puso a su disposición el albergue municipal y la red de plazas para personas sin hogar, así como la opción de poder cubrir sus necesidades de comida e higiene sin obligación de pernoctar en el centro de acogida.

Acto seguido, operarios de Limasa derribaron las chabolas levantadas con tablas y cartones, así como todos los residuos y escombros acumulados. En total, se cargaron cuatro cubas de 18 metros cúbicos. De forma paralela, también fue desmantelado otro asentamiento en la zona central de la finca, que permanecía semioculto por la densa vegetación y que durante el último mes ha dado cobijo a una pareja española que recientemente había sido desalojada de un piso ocupado. En el momento de la intervención municipal, sus moradores no estaban por la zona.

Una vez desmantelados todos los asentamientos, el Ayuntamiento tiene previsto acometer una limpieza más a fondo de esta finca de 17 hectáreas para evitar que se vuelvan a producir. Una de las primeras medidas será la entrada de una excavadora para habilitar una especie de carril hasta el corazón de la parcela para facilitar la entrada de los vehículos de Limasa a fin de retirar todos los residuos y escombros acumulados en este improvisado vertedero.

Limpiar y derribar el muro

Cara a impedir nuevos asentamientos, también se va a estudiar la posibilidad de derribar el muro que delimita la finca en calle Bodegueros (donde estaban las chabolas) para que todo el espacio sea más visible, una actuación similar a la que se realizó hace justo dos años tras el derribo de un asentamiento chabolista en Sacaba Beach, en su solar propiedad precisamente de Repsol. En este sentido, también se confía en que la reciente apertura del vial que conecta el bulevar con Juan XXIII genere una mayor actividad en la zona que sirva de efecto disuasorio.

Tras esta actuación puntual, el alcalde de Málaga aseguró que en el Ayuntamiento estarán «atentos» para evitar que en la ciudad se consoliden asentamientos de personas en terrenos que no tienen uso. Para Francisco de la Torre, estas intervenciones «no significan insensibilidad», apostando por llevar a cabo una política de ayuda social a familias sin techo. «Hemos ido invitándoles a abandonarlos porque no se deben consolidar en espacios porque tendrían tendencia a construir un asentamiento de chabolas», afirmó el regidor. En este sentido, se refirió al programa Puerta Única que ofrece el Consistorio a personas sin techo a los que se ofrece un espacio de acogida que suman casi 300 plazas entre municipales y conveniadas con distintas entidades.

Por su parte, la concejala del PSOE, Estefanía Martín Palop, incidió en la necesidad de que las intervenciones sociales vayan acompañadas de medidas preventivas de higiene y seguridad en los distintos espacios para evitar la generación de asentamientos. «Lo ocurrido es consecuencia del abandono en el que está sumida esta enorme parcela durante los últimos 15 años», expuso.