Diario Sur

Detienen en Puerto de la Torre a los padres de una bebé de tres meses muerta con signos de maltrato

Entrada de urgencias del Hospital Materno, donde ayer se certificó el fallecimiento de la niña.
Entrada de urgencias del Hospital Materno, donde ayer se certificó el fallecimiento de la niña. / Sur
  • El progenitor se desplazó en autobús al Hospital Materno Infantil con la pequeña, que ya había fallecido cuando ingresó en urgencias

Agentes de la Policía Nacional investigan la muerte de una bebé de tres meses que, al parecer, presentaba signos de posibles malos tratos, desnutrición y mal cuidado. Los investigadores han detenido a los padres de la menor –ambos veinteañeros, de nacionalidad española y residentes en Puerto de la Torre– a la espera de que la autopsia aclare la causa exacta del óbito.

Los hechos sucedieron ayer en Málaga capital. El padre de la pequeña se presentó poco antes de las nueve de la mañana en urgencias del Hospital Materno Infantil con una bebé de tres meses. Cuando los pediatras la examinaron, comprobaron que la niña ya estaba muerta, según confirmaron fuentes sanitarias.

Las primeras pesquisas revelaron que el hombre, al observar que la menor se encontraba mal, utilizó un autobús de línea para desplazarse al centro hospitalario; cuando llegó, la bebé ya había fallecido. La madre manifestó que se encontraba trabajando cuando sucedieron los hechos.

Protocolo

Al observar el estado general que presentaba la menor, la dirección del hospital activó el protocolo establecido ante casos sospechosos de malos tratos o abandono infantil. Los sanitarios avisaron tanto a la Comisaría Provincial como al juzgado de guardia, que abrió diligencias para investigar las circunstancias de la muerte.

Al existir sospechas de una muerte violenta, o al menos en circunstancias extrañas, se avisó a la comisión judicial (juez, secretario judicial y forense), que procedió al levantamiento del cadáver en el hospital. Los informes de los médicos reflejaron que el bebé presentaba signos de una posible desnutrición y de mal cuidado general, además de lesiones que podrían ser compatibles con supuestos malos tratos, según las fuentes consultadas.

El caso recayó en los investigadores del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional. Los agentes, a la vista de los informes de los facultativos que examinaron a la niña, procedieron a la detención de los padres, que al cierre de esta edición permanecían en los calabozos de la Comisaría Provincial.

Los investigadores acudieron al domicilio familiar, una casa en la que vivían de alquiler en el distrito de Puerto de la Torre, para comprobar el estado general de la vivienda. El inmueble se encontraba muy sucio y, al parecer, la pareja convivía con varios perros. Según los testimonios recabados por este periódico, los vecinos ya habían advertido que a veces la pequeña se quedaba sola dentro del domicilio.

No obstante, la investigación está abierta y sigue pendiente de la autopsia, que previsiblemente se realizará hoy en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga, en la Ciudad de la Justicia. El resultado del examen forense constituirá una pieza clave para averiguar la causa de la muerte y explicar el origen de esas supuestas lesiones que despertaron las sospechas de los pediatras del Hospital Materno Infantil.