Diario Sur

La venta de aparcamientos municipales se reactiva tras cuatro años de parálisis

El segundo 'parking' de Clarines tiene un tercio sin vender.
El segundo 'parking' de Clarines tiene un tercio sin vender. / SUR
  • Smassa cierra 35 operaciones en los últimos tres meses financiando sin intereses a los compradores, aunque aún le quedan 822 plazas sin vender

málaga. La estampa de malagueños aguardando largas colas el día que se abría la lista de espera para optar a comprar, sobre plano, una plaza de los entonces codiciados aparcamientos municipales para residentes hace años que dejó de verse. Y tampoco parece que se vaya a volver a repetir. Pero después de unos años en los que las ventas cayeron en picado (si en 2011 fueron 245, en 2013 apenas una veintena y en 2015, únicamente 8) la demanda empieza reactivarse, acompañada también por las continuas campañas de promoción que lanza la Sociedad Municipal de Aparcamientos (Smassa) para ir liquidando el 'stock' que arrastra desde 2009 (llegó a rondar el millar de plazas, aunque ahora está en 822). Fue entonces cuando la entidad participada por el Ayuntamiento al 51% se topó con la crisis precisamente en el momento que apostó por construir grandes aparcamientos, como los segundos de Gamarra (el mayor de la ciudad con 955 plazas) y la avenida Nuestra Señora de Clarines (841), además de los ubicados en Santa Cristina, Mortadelo y Pinos del Limonar.

Desde entonces, se ha probado prácticamente de todo para ponérselo más fácil a los potenciales clientes, desde precios sin IVA hasta un cuatro años sin pagar intereses, pasando por cheques-regalo de 800 euros por traer a otro comprador e incluso reparaciones gratuitas del coche. Ninguna ha acabado de funcionar, así que el alquiler ha sido la mejor solución en este periodo para sacarle algo de partido a las plazas libres.

Repunte

Pero desde el verano hay una iniciativa que sí que está funcionando, consistente en ofrecer a estos arrendatarios la posibilidad de convertir su plaza de alquiler en propiedad a interés cero abonando una cuota mensual similar a la que ya está pagando (entre 40 y 50 euros) durante un periodo máximo de 30 años. De momento, los interesados están respondiendo, ya que desde agosto se han vendido 35 plazas mediante esta fórmula impulsada desde el Área de Movilidad por la que es la propia Smassa la que financia la compra en lugar de hacerlo una entidad bancaria.

Para hacerla más atractiva, esta opción también viene acompañada con una rebaja de los precios: del 10% si se financia y del 15% si se abona al contado. Aunque los precios varían en función de la ubicación de la plaza, suelen situarse en torno a los 20.000 euros de media.

A día de hoy, siguen quedando 822 estacionamientos sin vender, aunque prácticamente la mitad (428) están ocupados en régimen de alquiler. Uno de los factores que han contribuido a esta buena aceptación de los arrendamientos es que la campaña está abierta a todos los interesados, ya que no se establece como requisito ser residente en el entorno.

plazas de aparcamiento para residentes suman los 38 edificios construidos por Smassa desde el año 2000. Todos están completos salvo los de Gamarra 2, Clarines, Santa Cristina, Mortadelo y Pinos del Limonar.

estacionamientos están todavía sin vender, aunque 428 están ocupadas en régimen de alquiler por una cuota mensual que oscila entre los 40 y los 50 euros.