Diario Sur

El PSOE propone separar la gestión taurina del resto de espectáculos en La Malagueta

Francisco Conejo, en rueda de prensa.
Francisco Conejo, en rueda de prensa. / SUR
  • Respecto al futuro pliego, los socialistas abogan por un canon mixto, más festejos, eliminar las entradas gratuitas y los burladeros de las instituciones públicas, congelar o bajar los precios y abonos, “mimar” la Corrida Picassiana y endurecer las sanciones por los incumplimientos

El PSOE en la Diputación de Málaga aboga por un nuevo modelo de gestión en la plaza de toros de La Malagueta –propiedad de la institución provincial- basado en la separación de la gestión de los espectáculos taurinos de aquellos que no lo son. Para ello, defienden la elaboración por un lado, un pliego para los festejos taurinos y, por otro, de una ordenanza que regule el procedimiento de cesión gratuita o de alquiler a otras empresas o colectivos que quieren celebra otro tipo de eventos musicales, culturales, sociales o deportivos siguiendo el modelo de lo que se hace con otros espacios del ente supramunicipal como La Térmica o el Centro Cívico.

Así lo ha expuesto esta mañana el portavoz socialista, Francisco Conejo, durante una rueda de prensa en la que ha defendido que la Diputación de Málaga siga gestionando el Museo Taurino Antonio Ordoñez, instalado en el interior del coso, y para ello, proponen potenciar los servicios que ofrece este espacio, convirtiéndolo en un Centro de Interpretación de la Plaza de Toros, ofertando visitas al recinto y vinculando la plaza a la figura de Pablo Ruiz Picasso mediante la creación de un paquete turístico conjunto con el Museo Picasso Málaga y la Casa Natal de Picasso.

Los socialistas defiende que de esta forma, la Diputación potenciará por una parte, una mayor rentabilidad social y económica de este patrimonio de todos los malagueños y, por otra, una especialización de las empresas y colectivos que organicen cada evento. “El fin, no es otro, que buscar un mecanismo para que la plaza de toros tenga un uso la mayoría de los días del año, al margen de cumplir con su principal razón de ser, que es la celebración de espectáculos taurinos”, ha destacado Conejo.

El PSOE enviará esta propuesta, junto con el resto de planteamientos sobre el nuevo pliego taurino, al equipo de gobierno del PP y a los partidos de la oposición para negociar ya que es “un documento abierto”.

Respecto al pliego taurino, el PSOE aboga por fijar un canon mixto de explotación a la empresa adjudicataria, donde se recoja una cantidad fija de pago anual más otra variable en función de un porcentaje de las entradas vendidas y que la concesionaria pague un porcentaje por los derechos audiovisuales que generen los espectáculos taurinos.

La eliminación de las entradas gratuitas lo que aumentaría el aforo del que dispondrá el empresario para su venta al público, aunque reservando un mínimo para el personal o cargos de la Diputación que tengan en competencias en materia taurina y el protocolo; la eliminación de los burladeros de las administraciones públicas (Junta, Ayuntamiento, Diputación y Subdelegación) en el callejón de la plaza, lo que a su juicio, mejoraría la seguridad en los casos de traslados de heridos en el ruedo; la congelación o bajada de los precios de las entradas y del abono (en este caso se propone que las reducciones sean de en torno al 40%); que haya precios reducidos para los espectadores que acudan de los municipios menores de 20.000 habitantes de la provincia; el aumento de los espectáculos taurinos hasta “diez o doce” al año y la obligatoriedad de dar una novillada más con picadores con encastes minoritarios; o “mimar” la Corrida Picassiana para que se convierta “en un referente nacional e internacional como es la Goyesca de Ronda” son algunas de las propuestas desgranadas por Conejo.

Más propuestas

El PSOE propone, igualmente, que el pliego del contrato de arrendamiento incluya mantener y mejorar los compromisos de la empresa adjudicataria con la Escuela Taurina de la Diputación de Málaga, la obligación de la empresa adjudicataria de garantizar la conservación de la plaza, garantizar que el nuevo adjudicatario mantiene a los actuales empleados y los dota de uniformidad y mejorar el proceso de renovación y venta de abonos y localidades mediante los distintos procedimientos existentes, evitando las colas en taquillas, y establecer tornos de entrada a la plaza para controlar el aforo real.

Asimismo, los socialistas proponen endurecer las penalizaciones por las faltas que se puedan cometer por parte de la adjudicataria. En este sentido, plantean que si no se paga el canon se pueda rescindir el contrato.