Diario Sur

La cocina es un juego de niños en Muelle Uno

fotogalería

/ Álvaro Cabrera

  • Javier Peña, concursante de Top Chef, y José Carlos García fueron los protagonistas de un singular taller culinario impulsado por Unicaja

Niños, adultos y mayores. Todos ellos se reunieron este sábado en el Muelle Uno de Málaga con un mismo fin, el participar en el taller 'Cocina en familia' organizado por la entidad bancaria Unicaja. Una iniciativa innovadora en nuestra provincia. Y es que es la primera vez que este evento se desarrolla en la comunidad andaluza. Más de 1200 personas se acercaron hasta el corazón del puerto para disfrutar de una gran master class de cocina.

Repartidos en dos turnos de 600 participantes, los malagueños pudieron vivir de cerca una experiencia irrepetible junto a dos invitados de lujo dentro del mundo de la gastronomía. Por un lado, el astro malacitano, José Carlos García, quien bajo su nombre, dirige el único restaurante de la ciudad con una estrella Michelín. Un espacio ubicado, además, en el propio Muelle Uno. Junto a él, Javier Peña. Quizá no muchos le conozcan por su nombre, aunque todo cambia al mencionar su exitoso paso por el televisivo programa Top Chef.

Uno de ellos, con un toque aventurero y 'canalla', como es Peña y otro más calmado, gracias quizá a la experiencia que le otorga una vida dedicada a la cocina de alto nivel, la de García. Ellos fueron los encargados de llevar la batuta de este taller. Un formato orientado a acercar los buenos hábitos alimentarios a las familias, además de fomentar la importancia del reciclaje entre estos.

En ambos turnos de este taller, que comenzó en torno a las 11.00 horas de la mañana, los chefs optaron por enseñar sus propias versiones de los platos al amplio público que abarrotaba las instalaciones del Artsenal del puerto. Todo ello para después dar vía libre a la imaginación de los más pequeños de la casa a la hora de rediseñar sus propuestas. Un plato rápido aunque completo, de salmón, pasta de arroz, melotocón, cangrejo y crema de queso, que servía para demostrar que la comida saludable también puede ser exquisita si sabes como prepararla.

El rotundo éxito de esta propuesta innovadora para acercar la cocina a los más jóvenes se pudo comprobar esta mañana gracias a las sonrisas que desprendían todos los miembros de las familias. Quienes, además, pudieron charlar abiertamente con ambos cocineros y aprender de sus consejos gracias a la cercanía que demostraron a los asistentes malagueños.