Diario Sur

Seguidores del yoga toman la plaza de la Merced y defienden el uso de los espacios públicos

Practicantes de yoga llenan de colorido y energía la plaza de la Merced :: p. hérvele
Practicantes de yoga llenan de colorido y energía la plaza de la Merced :: p. hérvele

La céntrica plaza de la Merced se convirtió ayer, por tercer año consecutivo, en un aula al aire libre en el que más de 200 personas se dieron cita para practicar yoga, bajo el lema 'Yoga en la Plaza'. La cita tuvo lugar a las 17 horas y consistió en una clase conjunta impartida por varios profesores de esta disciplina física y mental milenaria a la que cada año se suma un creciente número de seguidores y practicantes. Asimismo, se llevó a cabo una exhibición de música y mantra, y en una demostración de yoga avanzado. La actividad está incluida en la campaña de concienciación ciudadana 'Málaga cómo te quiero', que organizada por el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de la capital, Barrio Picasso y el Instituto Andaluz del Yoga.

«Queremos demostrar que el uso respetuoso del espacio público es posible y que el yoga es una práctica sorprendente que defiende el respeto al medio ambiente», declaró el presidente del Instituto Andaluz del Yoga, Joaquín García.

Durante algo más de hora y media, decenas de esterillas sembró de variados colores la céntrica plaza, ante el asombro de numerosos turistas y visitantes.

Según García, la gente tiene una idea del yoga que no se corresponde con la realidad. «Se tienen la imagen de que es una actividad aburrida basada sólo en la respiración y la relajación. Sin embargo, es una práctica viva, que exige movimiento, control de la respiración y que aporta bienestar», aseguró.

Isabel Osorio, de 57 años, fue una de las personas que acudieron a practicar yoga en la plaza de la Merced. Según aseguró, desde que hace yoga, «voy a clase dos veces por semana, me ha cambiado la vida física y mentalmente. Cuando estoy muy estresada pongo en práctica las técnicas de respiración y ello hace que me encuentre mejor física y mentalmente».

Alberto Gavira, lleva sólo unos meses practicando yoga 'Asthanga', que es más dinámico, frente a otras variedades como el 'Hatha' -el mas pausado- o el 'Iyengar', más intenso en las posturas. Ayer fue la primera vez que acudió a 'Yoga en la plaza'. Sin embargo, lleva tiempo haciendo esta disciplina en la calle. «Llevo años practicando yoga acro o acrobático en los parques de Málaga», dijo.