Diario Sur

El Puerto de Málaga confirma su recuperación y terminará el año con un 40% más de tráfico

fotogalería

El encuentro se ha celebrado en el Instituto de Estudios Portuarios / Ñito Salas

  • Operadores, consignatarios, exportadores e importadores debaten estrategias para consolidar el nuevo modelo de negocio del recinto y abrir futuras vías de crecimiento en un foro organizado por SUR, la Autoridad Portuaria y la Cámara de Comercio

El Puerto de Málaga se ha reinventado a sí mismo dos veces en los últimos quince años: la primera en el año 2000 cuando perdió el tráfico de petróleo y la segunda en 2015, cuando cayó en picado el tráfico de contenedores. Ahora está saliendo victorioso de su última 'operación renove', en la que se ha apostado por recuperar los graneles líquidos y sólidos en alianza con empresas exportadoras e importadoras de la provincia. El recinto acabará el año con un 40% más de tráficos que 2015, según anunciaba esta mañana el presidente de la Autoridad Portuaria, Paulino Plata, en un foro organizado por SUR, el Puerto de Málaga y la Cámara de Comercio y patrocinado por Unicaja, la Asociación de Consignatarios y Noatum. Junto a él han participado en este encuentro operadores portuarios, consignatarios y compañías exportadoras e importadoras malagueñas, generando un enriquecedor diálogo del que han salido propuestas para potenciar el futuro del Puerto como instrumento de desarrollo económico para la provincia.

La palaba 'hinterland' ha salido a relucir en numerosas ocasiones durante la jornada, celebrada en el Instituto de Estudios Portuarios y a la que han asistido más de un centenar de personas. Así se define el área de influencia de un puerto, es decir, el territorio al que da servicio. Y el de Málaga tiene “un hinterland extraordinariamente amplio que no está suficientemente aprovechado” y que incluye buena parte de Andalucía: Granada, Córdoba, Almería, Jaén y parte de Sevilla, según ha destacado el vicepresidente de la Asociación de Consignatarios, Joaquín Pérez-Muñoz, en una de las dos mesas de debate que se han celebrado en el foro. Junto a él estaban sentados Carlos Artigas, director comercial de la empresa de logística del automóvil Sintax; Óscar Magdalena, director de la terminal de Noatum en Málaga; y José Domingo, director de la naviera MSC en Cádiz y Málaga.

El periodista de SUR Ignacio Lillo ha moderado este coloquio, en el que se ha puesto de manifiesto el éxito de la apuesta del recinto malagueño por los graneles. Un éxito que es fruto, según han destacado los participantes, de un “enorme esfuerzo” por parte de todas las partes implicadas, desde la Autoridad Portuaria hasta los estibadores, pasando por la confianza puesta por empresas malagueñas como Dcoop o Famadesa por el Puerto de Málaga. Así, en lo que va de año el tráfico de graneles líquidos se ha duplicado respecto al año pasado (hasta las 137.000 toneladas) , mientras que los graneles sólidos (agroalimentarios y clínker) han aumentado más de un 47%. El movimiento de vehículos también crece año a año y entre enero y septiembre ha superado las 40.000 unidades. Según Magdalena, es muy posible que a los cuatro fabricantes que ya distribuyen sus coches a través de Málaga se sume alguno más pronto.

Para Paulino Plata, la clave del futuro del Puerto está en “mover productos para nuestro 'hinterland', ya que es el modelo de negocio más seguro y sostenible, además de generar impacto económico en nuestro territorio”. Para ello hay que convencer a más industrias no sólo de Málaga sino de provincias cercanas para que utilicen el recinto como lanzadera hacia el mercado internacional. “tenemos que tejer alianzas estratégicas como las que ya tenemos con nuestra fábrica de cemento o con Dcoop”, ha destacado.

Precisamente para contar sus experiencias como clientes del Puerto y proponer vías de mejora han participado en otra mesa de debate los representantes de cuatro de las principales industrias de Málaga: el director de ventas de cemento de Financiera y Minera- Heildelberg Cement Group, Juan Chamorro; el presidente de Famadesa, Federico Beltrán; el director general de Dcoop, Antonio Luque; y el propietario de Frutas Montosa, José Luis Montosa. El director provincial del Icex, Rafael Fuentes, ha moderado este diálogo en el que Chamorro ha revelado que a través del Puerto, la fábrica de cemento de Málaga exporta ya más del 60% de su producción, lo que le ha permitido sobrevivir a la crisis.

Por su parte, Beltrán, Dcoop y Luque han manifestado un deseo común: poder exportar directamente desde Málaga en contenedores, para lo cual el Puerto tendría que ser capaz de convencer a alguna naviera para que lo incluyan en sus rutas. Es un objetivo difícil dada la sobreoferta que existe en las costas peninsulares, pero José Luis Montosa ha incidido en que hay “compañías que están bastante maltratadas en Algeciras, que es un puerto saturado y caro”. “Poniéndoles ventajas a estas navieras podríamos atraerlas a Málaga”, ha opinado. Además, Beltrán ha reclamado “más flexibilidad horaria” en la recepción de mercancías.

El papel del Puerto

En la jornada ha intervenido también el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía, Javier González de Lara, que ha incidido en el papel del Puerto como “instrumento para potenciar la competitividad de un territorio” y como “espacio de desarrollo económico”. En este sentido, ha elogiado la capacidad del recinto para adaptarse a los cambios y retomar la senda del crecimiento tras perder buena parte del tráfico de contenedores. Pero sobre todo, el líder de la patronal andaluza ha incidido en la necesidad de mejorar las conexiones del recinto, destacando el soterramiento del ferrocarril de acceso, el corredor ferroviario mediterráneo y el puerto seco de Antequera como principales actuaciones pendientes. “Las inversiones en infraestructuras no deben ser consideradas gasto público; son inversiones productivas”, ha recordado a las autoridades.