Diario Sur

Las obras en los pabellones de la UMA en Martiricos, paradas por impago a los empleados de una subcontrata

Las obras para reformar los pabellones que tiene la Universidad de Málaga (UMA) en Martiricos están paralizadas desde ayer. Unas pancartas colocadas por los trabajadores a las puertas del complejo de edificios avisan de la paralización por la falta de abono de las nóminas de los trabajadores. Aunque en algunos momentos han sido una decena de personas, en estos momentos se les deben los salarios a ocho empleados.

Desde la UMA se aseguró ayer estar al corriente de los pagos con la empresa contratista, EOC de Obras y Servicios, S.A. Según los trabajadores, que pertenecen a la empresa Herme, es la contratista la que lleva varios meses sin abonar los trabajos, de manera que ya acumulan tres meses sin cobrar, lo que les ha llevado a paralizar los trabajos y denunciar su situación a la Universidad de Málaga.

En abril de este año se formalizó el contrato de obras para rehabilitar los pabellones 1 y 2 galerías y espacios libres para sedes de distintos servicios de la UMA y también de los pabellones 3 y 4 con el mismo objetivo.

El plan de la UMA es trasladar a estas instalaciones de Martiricos, por las que pasaron en su día las facultades de Ciencias de la Salud y posteriormente Ciencias de la Información, en sede de los estudios de postrado.

La obra salió a licitación por un valor de 1,1 millones de euros, y fue adjudicada a EOC Obras y Servicios, una empresa fundada en Málaga a mediados de los noventa y que ahora tiene su sede en Villaviciosa de Odón, Madrid. Esta a su vez subcontrató las tareas de demolición y albañilería a Herme, una empresa familiar con sede en Churriana.