Diario Sur

Una estructura de ventilación cegada

Basuras acumuladas sobre las rejillas del respiradero en la avenida de Andalucía.
Basuras acumuladas sobre las rejillas del respiradero en la avenida de Andalucía. / Enrique Gámez
  • La basura se acumula sobre un respiradero de un aparcamiento en la avenida de Andalucía

La suciedad nos come con Halloween y sin celebración de por medio, pues la basura se puede encontrar en los lugares más insospechados, como muestra Enrique Gámez, un ciudadano que ha colgado en la página de Facebook de Cosas de la Ciudad un vídeo en el que se aprecia cantidad de basura acumulada sobre una plataforma de ventilación de los aparcamientos existentes en la avenida de Andalucía, junto a El Corte Inglés. «No es normal que la basura la depositen en unos respiradero de los sótanos de la avenida de Andalucía», dice.

Suciedad acumulada junto a la parada de la línea 1.

Suciedad acumulada junto a la parada de la línea 1. / Enrique Ledesma

Aquí parece que no solo es algo normal, sino frecuente y más que habitual, porque esa basura acumulada en un lugar tan inapropiado es vista a diario por muchas personas y seguro que no escapa a la observación de quienes deben organizar la recogida de residuos. Pero si partimos de la base de que ese punto es algo así como la Zona Cero debido a las obras del metro, no es de extrañar. A escasos metros, próximo al edificio de Hacienda, también se puede apreciar la acumulación de basuras en un punto que está situado junto a la parada que la línea 1 de la EMT tiene en la zona. Más de lo mismo en un enclave tan céntrico que lamentablemente tardará mucho tiempo –años, más los que lleva así– para recuperar su normalidad a causa de las obras del metro.

Ver vídeo del lector Enrique Gámez, sobre la basura de la avenida Andalucía

Paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso: suciedad en la playa de la caleta

María Victoria Seoane es una ciudadana que dice haberse visto sorprendida por los efectos de la fiesta de Halloween. «Sorprendente decoración Halloween en la playa del espigón, en forma de T, delante de Mercadona», dice. «Después de haber padecido una bronquitis de tres semanas, me fui ilusionada a bañarme el sábado, día 28 en esta zona y me quedé desagradablemente sorprendida. Ese brazo de playa, vertical al espigón, (calculo más de 15 m. de ancho) era un vertedero de basura, totalmente cubierto de residuos diversos: piñas crudas entera, maleta grande de viaje abierta, cantidades de envases de refrescos, cantidades de cajas de madera, botellas de plástico, plásticos, papeles, y más de lo mismo en variedad». «El domingo, día 30, volví a la playa, encontrándome con la misma desagradable sorpresa, pues no se habían retirado estos residuos. El martes, día 2, retiraron una parte, pero las orillas estaban asquerosas de porquerías, de objetos sólidos, botellas, de refrescos, muchos plásticos, cajas de madera, y así, a lo largo del litoral». Añade que «delante de los cuatro bancos de hierro que hay en esta playa, hay un cartel indicando: Playa de La Caleta, y....limpieza diaria». Esta ciudadana quiere advertir que con las próximas lluvias, «los objetos y otros materiales arrojados a los arroyos, desembocarán en el mar y cubrirán las playas, y solo por culpa de la falta de responsabilidad de las administraciones». «¡Qué buen Halloween nos prepara Medio Ambiente del Ayuntamiento!», concluye.