Diario Sur

Espinosa anuncia una querella contra su exgrupo Málaga Ahora

El exedil de Málaga Ahora, Juanjo Espinosa
El exedil de Málaga Ahora, Juanjo Espinosa / Álvaro Cabrera
  • Prosigue la escalada entre el edil de Podemos y sus antiguos compañeros llevando el asunto a los tribunales. El pleno de ayer fue más de lo mismo, como rebobinar una cinta

La retórica de que no quería entrar en la máquina del fango contra su ex grupo municipal Málaga Ahora ya no daba más de sí tras estirarla durante más de una semana, y máxime por las graves acusaciones que se vertían sobre él con «facturas falsas e irregulares», y ayer el edil no adscrito y candidato a las primarias de Podemos de la capital, Juanjo Espinosa, mandaba un comunicado a los medios de comunicación por la tarde para anunciar que presentará una querella contra Málaga Ahora. Esta demanda tiene por objetivo, como se explica, «salvaguardar su honor ante las calumnias e insinuaciones delictivas vertidas contra él en los últimos días por miembros de Málaga Ahora en las que se le atribuyen gastos con los que no tiene relación alguna».

Ya lo intentaba explicar a este periódico por la mañana a las puertas del Ayuntamiento, quejándose de que las facturas de alcohol no eran suyas, sino del grupo, y que la asociación cultural había negado que emitiese cuatro facturas por valor de 810 euros, como el portavoz de la misma explicó a este periódico muy afectado y pidiendo que no se pusiera su nombre ni el de la entidad cultural porque no tenía nada que ver con el asunto, no era más que porque su exgrupo le podría haber amenazado. La escalada entre los ‘divorciados’ prosigue en un asunto que huele francamente mal.

Intervención o Tribunal de Cuentas

Parece que el bombardeo o el goteo de denuncias le hizo recapacitar por la tarde a Espinosa, cuando comunicaba que todos sus gastos están justificados y que tienen relación con su actividad como edil, recordando que ningún organismo competente, la Intervención General del Ayuntamiento o el Tribunal de Cuentas, ha emprendido acción alguna sobre este tema.

El edil no adscrito subrayaba de nuevo que esta es una operación de Málaga Ahora para desprestigiarle ante las primarias de Podemos Málaga, donde apoyan a una de las listas. «No quiero alimentar una polémica absurda que se ha amplificado de forma interesada para desprestigiar a Podemos pese a que no existan pruebas ni haya intervenido organismo alguno, pero no voy a permitir que se lancen injurias e insinuaciones calumniosas sobre mi persona», al tiempo que añadía que «no tenía ninguna relación con los tickets de compresas y otras tonterías que se me quieren atribuir». Subraya el edil no adscrito que ha recibido gran cantidad de apoyos y que afronta con fuerza las primarias de Podemos Málaga del 7 al 9 de noviembre, por lo que despejan dudas y rumores de que iba a retirar su candidatura.

Por su parte, en su exgrupo municipal reaccionaban también a su decisión de llevarlos a los tribunales:«En Málaga Ahora nadie le ha difamado porque no se ha insultado ni se ha vertido ninguna injuria sobre su persona;ni le ha calumniado porque nadie le imputa acciones que no haya cometido sino, en todo caso, Málaga Ahora se ha limitado a analizar las facturas que, por razones que se nos escapan, envió antes a la prensa que al propio grupo», para añadir que «ha sido la propia prensa la que ha escrito que algunas entidades niegan haber emitido facturas y son los propios organismos competentes como el Registro Mercantil quienes informan que algunas de las empresas que aparecen en las facturas llevan seis años sin actividad», subrayaban.

El casete que se rebobina

Los millennials no conocen los cassettes de los años 90 y principios del 2000 en los que se grababan las canciones y se rebobinaba la cinta cuando se quería llegar a una en concreto. Pues bien, el modo ‘viejuno on’ se impuso ayer en un pleno municipal, en el que cada vez más se rebobina la cinta para volver a la misma moción aprobada, reaprobada, y vuelta a aprobar... a ver si por eso del refrán a la tercera va la vencida. Eso pasaba con la iniciativa para realizar una consulta ciudadana en los terrenos de Repsol (con camisetas que llevaban las tres ediles Málaga Ahora con el lema ‘Paco de la Torre no cumple’ en azul popular) o la sempiterna para derribar los cines Astoria. Nada nuevo bajo el sol.

También se rebobinó al tiempo en el que en la pasada legislatura y en la anterior se incorporaba al pleno un edil no adscrito, en este caso el rupturista con Málaga Ahora, Juanjo Espinosa, al igual que en su día lo hicieran Antonio Serrano en IU, y Carlos Hernández Pezzi con el PSOE. Debe haber un gen humano dedicado exclusivamente a la disidencia, si no la vida en este mundo sería sumamente aburrida con tanta lealtad. También se incorporaba para seguir en ‘modo cinta de cassette on’ el edil socialista Sergio Brenes, un veterano que suma ya su cuarta legislatura.

Parcela obispado y paraísos fiscales

Miembros de Intermon Oxfam y la corporación municipal escenificaron ayer que Málaga es una zona libre de paraísos fiscales, una iniciativa que se aprobó de forma institucional en julio.

Se quedó en el tintero la moción de Málaga Ahora para retirarle al Obispado la polémica parcela cedida en la calleLa Crónica, con intervención del párroco del Salvador y dos vecinos, momento en el que el edil de Ciudadanos Gonzalo Sichar se explayó llamándolas «anticlericales de la izquierda radical», y la edil de IU-Málaga para la Gente, Remedios Ramos, le contestaba que «al césar lo que es del césar y a dios lo que es de dios» explicando que muchos vecinos quieren mantener ahí sus pistas deportivas.