Diario Sur

Desarticulan en Málaga una red de lotería ilegal que recaudaba un millón al año

Una organización dedicada a la venta ilegal de lotería y que ingresaba un millón de euros al año ha sido desarticulada en Málaga por la Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía, que ha intervenido 172.298 boletos distribuidos en 1.713 talonarios y cerca de 2.482 euros en efectivo. El delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz, explicó ayer en rueda de prensa que la red estaba compuesta por 27 personas -el jefe, tres recaudadores y 23 vendedores- y que se ha clausurado la sede donde se coordinaba toda la actividad en el distrito de Campanillas.

Las investigaciones comenzaron en marzo con la detección de los vendedores de esta red basada en el sistema de lotería ilegal conocido como 'La Rápida' -específico de la capital y algunos pueblos de la provincia-, que ha operado desde hace ocho años.

El delegado afirmó que este tipo de práctica supone «una competencia desleal clara» con los locales autorizados, además de un delito de fraude a la administración tributaria y para los ciudadanos. Ya se han puesto en marcha las actuaciones judiciales y administrativas por parte del Servicio de Juego de la Delegación del Gobierno, que puede imponer sanciones de hasta 300.000 euros.

Por su parte, el jefe de la Unidad de Policía Nacional Adscrita a la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Sanandrés, subrayó que se trataba de una trama «perfectamente estructurada», que no es la única existente en la provincia, y detalló que abusaban de personas en una situación laboral precaria.

Los vendedores recorrían los barrios, a veces cerca de los puntos de venta de la ONCE, y entregaban el dinero a los recaudadores que se lo daban posteriormente al cabecilla del grupo para que hiciera el reparto. Sanandrés destacó que es la segunda red más grande en número de vendedores.