Diario Sur

Unicaja Banco se anota un beneficio de 195 millones de euros entre enero y septiembre

Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco. :: Sur / Archivo
Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco. :: Sur / Archivo
  • Es un 9% inferior al del mismo periodo de 2015 debido a las menores ganancias por operaciones financieras, pero la entidad prevé acabar el año con crecimiento

Unicaja Banco se anotó un beneficio neto de 195,1 millones de euros entre enero y septiembre de este año, un 9% inferior al del mismo periodo de 2015. Este descenso se debe principalmente a las menores ganancias obtenidas por operaciones financieras: 82,2 millones frente a 238. Y es que en la primera mitad de 2015 la entidad recogió excepcionales plusvalías por venta de valores que no se han repetido este año, y que provocan una distorsión al comparar los resultados. También ha influido, aunque moderadamente, una caída del 12% en el margen de intereses por efecto de los bajos tipos, aunque el banco malagueño asegura que la «significativa reducción de los costes de financiación» ha permitido «compensar en gran medida» dicho efecto negativo. En cambio, se incrementan casi un 20% (hasta alcanzar los 338,2 millones) los resultados procedentes de comisiones, inversiones en acciones y participaciones y el neto de otros productos/cargas de explotación.

Desde la entidad destacan que se trata de un «alto nivel de resultados sustentado en una elevada capacidad de generación de resultados recurrentes». De hecho, el beneficio hasta septiembre de este año es superior al que se registró durante el ejercicio 2015 completo, ya que en el último trimestre del año pasado se realizaron unas dotaciones que mermaron el resultado global. Así pues, Unicaja prevé que el ejercicio 2016 completo sea mejor que 2015 en términos de ganancias. Asimismo, sus portavoces de Unicaja inciden en el refuerzo de los niveles de solvencia, con un aumento hasta el 13,7% de la ratio CET1; la reducción de los riesgos dudosos hasta el 9,95%; el destacado nivel de cobertura crediticia; así como un impulso en las nuevas operaciones de crédito, con un aumento del 19,7% en términos generales y del 40% en el segmento de pymes; y un alto nivel de liquidez.

Según Unicaja, los principales factores que permiten mantener estos «elevados niveles de generación de resultados recurrentes» son «una fuerte reducción de los costes de financiación, que ha permitido amortiguar el proceso de deterioro de la rentabilidad del activo provocado por el actual entorno de bajos tipos de interés; la disminución de los gastos de explotación, en el marco de una política de mejora de la eficiencia y de las sinergias por la adquisición de Banco CEISS; la reducción de las necesidades de saneamiento (tanto por la reducción del volumen de activos irregulares como por los elevados niveles de cobertura ya alcanzados); y la mejora en la aportación de resultados de la actividad inmobiliaria.

Más créditos concedidos

El impulso a la concesión de crédito está siendo una de las claves del ejercicio, con nuevas operaciones por valor de 2.868 millones de euros, casi un 20% más que en el mismo período de 2015. Cabe destacar el crecimiento del 40% en las operaciones de financiación destinadas a pymes.

Por otra parte, se mantiene el proceso de reducción de los activos irregulares, con disminuciones netas de 347 millones de euros en los activos dudosos (-10%) y de 104 millones en los activos adjudicados. Ello permite reducir la tasa de morosidad al 9,95%.

Los esfuerzos de reducción de gastos de Unicaja Banco se han concentrado en buena parte en el capítulo de personal. Entre enero y diciembre, la entidad ha reducido su plantilla en 273 empleados, quedando ésta situada en 7.023 personas.