Diario Sur

Reconocido el trabajo del María de la O contra la desigualdad en Los Asperones

El director del centro, Patxi Velasco, con De la Calle. :: sur
El director del centro, Patxi Velasco, con De la Calle. :: sur
  • El colegio de esta barriada marginal ha recibido el premio al Mérito en la Educación, que entregó ayer la consejera a su director

Los esfuerzos del claustro de profesores del María de la O por la integración de los niños y niñas de la barriada de Los Asperones ha tenido una justa recompensa. Este colegio malagueño, y su insistente trabajo contra la desigualdad, ha sido reconocido con el premio al Mérito Educativo, que ayer recibió el director del centro, Patxi Velasco, de manos de la consejera de Educación, Adelaida de la Calle, en un acto en el Palacio de San Telmo.

La jornada de ayer fue toda una fiesta para el colegio, que trasladó a la sede de la presidencia de la Junta a parte de la comunidad educativa, con una quincena de niños, profesores, la cocinera y los voluntarios que trabajan en la barriada de asociaciones como Cáritas o Mies, Misioneros de la Esperanza. Los niños conocieron Sevilla y participaron en el acto de entrega de los premios. Hoy seguirán de visita por la capital andaluza.

Los profesores son conscientes de las dificultades en las que se desarrolla su trabajo, que comparten con los voluntarios y que va dando sus frutos. Prueba de ello es que ya son 47 los graduados en Secundaria en estos últimos seis años. Los que consiguen terminar sus estudios pasan a formar parte del particular 'paseo de la fama' del colegio, su 'Mural de las estrellas', situado en una de las fachadas del centro y en el que se recoge el nombre de cada uno de los alumnos que consiguen terminar la Secundaria después de pasar por el María de la O, que tiene líneas de Infantil y Primaria.

Después de recoger el premio, el director del centro, Patxi Velasco, viajó a Córdoba para asistir a unas jornadas. Desde allí mostró su gratitud por el premio, que compartió con todas las asociaciones que trabajan en la barriada. «Esto es mérito de todos», afirmó, puesto que supone «un apoyo a la compensación educativa» y les ayudará a trabajar la autoestima del alumnado. Tuvo un reconocimiento especial a los profesores, que solicitan de manera voluntaria este destino «por su compromiso con la educación», y las distintas asociaciones de voluntarios.

«Los niños no son culpables»

El director del María de la O llevó a la presidenta, Susana Díaz, un regalo muy especial. Un libro elaborado por los alumnos con un deseo largamente formulado: la desaparición, el desmantelamiento de esta barriada marginal. «Los niños no son los culpables de esta situación, son los que la sufren», dijo, y en este libro que han hecho llegar a la presidenta hay un grito unánime de los niños hacia los políticos: «¡Rescátennos!». «Agradecemos el premio, es una oportunidad para que Los Asperones no se relaciones únicamente con marginalidad, exclusión y violencia», pero al mismo tiempo sostiene con firmeza que «Los Asperones tiene que desaparecer».