Diario Sur

Parcemasa lanza una aplicación que permite seguir en directo un funeral

  • Conservar el ADN del fallecido o avisar de la muerte de un ser querido son otros de los servicios de este nuevo sistema

El Ayuntamiento de Málaga, por medio de la empresa Parcemasa, ha diseñado una aplicación para móviles que permitirá gestionar todos los trámites funerarios con nuevos servicios, como la creación de esquelas digitales -vía 'whatsapp', redes sociales o correo electrónico- para informar de la muerte de un ser querido a unos contactos previamente seleccionados, combinando así las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías y los avances científicos.

Las novedades fueron presentadas ayer por el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez, quien destacó que el objetivo principal de esta iniciativa es doble: por un lado ayudar al ciudadano a la hora de realizar sus gestiones con Parcemasa y, por otro, ampliar su carta de servicios.

La nueva aplicación se ha denominado Portal del Recuerdo. Se accederá a ella desde el móvil, tras recibir un mensaje de texto autorizado por el usuario al contratar los servicios de Parcemasa, de 15 euros de coste. Además, la aplicación abrirá una vía directa de comunicación entre la empresa y el titular del contrato, que podrá añadir como administrador a la persona que desee.

Otro de los nuevos servicios que se podrá contratar será la retransmisión en directo de las ceremonias. Se realizará vía 'streaming' y brindará a los familiares del fallecido la posibilidad de que las personas que no puedan asistir directamente se sientan partícipes de la despedida.

Asimismo, la persona interesada podrá acceder con esta aplicación a la conservación del legado genético de su difunto. Este servicio, que tiene un coste de 200 euros, permite conservar el ADN del fallecido mediante la extracción de una muestra de sangre que será custodiada en el único laboratorio español que ofrece esta posibilidad, ubicado en Madrid. De este modo, el ADN extraído se crioniza para su conservación por triplicado a -80 grados. La custodia se contratará inicialmente por un periodo de diez años con renovaciones periódicas posteriores en tramos de 1,5 o diez años, en los que estará disponible para poder realizar cualquier prueba genética.