Diario Sur

Greenpeace atraca en Málaga

El buque insignia de Greenpeace en el puerto de Málaga. :: p.  hérvele
El buque insignia de Greenpeace en el puerto de Málaga. :: p. hérvele
  • El emblemático y más sostenible buque de la organización hace una breve parada en la capital para defender las energías renovables

  • El 'Rainbow Warrior' abre sus puertas camino de la cumbre de Marruecos

Sobre la cubierta del barco, un pequeño huerto urbano en cajas de madera delata que el 'Rainbow Warrior' no es un buque cualquiera y que sus ocupantes quieren transmitir un mensaje de sostenibilidad, aunque a juzgar por el estado de la plantas queda claro que la tripulación (unas 15 personas, aunque tiene capacidad para 32), no se alimenta de lo que cultivan. Sin embargo, el buque, cuya construcción finalizó en 2011, es el más emblemático y sostenible de Greenpeace. Es el tercero de la organización ambiental que lleva el nombre de 'Rainbow Warrior' (Guerrero del Arcoíris), en homenaje a los dos anteriores, que también fueron insignias de la ONG fundada en 1971 por sus acciones en defensa del medio ambiente. Su construcción se proyectó a través de una campaña de 'crowdfunding' y miles de aportaciones de personas de todo el mundo, cuyo nombres figuran en una pancarta situado en un lateral del bardo.

El 'Rainbow Warrior III' fue visitado ayer por cientos de malagueños y turistas en una jornada de puertas abiertas de apenas tres horas y media, con motivo de la parada realizada por el buque en el Muelle 2 camino de la Cumbre Mundial del Clima (COP22) de Marruecos, prevista en Marraquech del 7 al 18 de noviembre. La embarcación, que es la primera vez que visita Málaga, llegó a las 10.00 horas y zarpó nuevamente a las 21.00 horas con destino Tánger, desde donde partirá hacía Casablanca (Marruecos). Según explicó Petter Wilcox, el 'Rainbow Warrior III' navega el 80% de las veces sólo con sus velas (su superficie es de 1.288 metros cuadrados), aunque dispone de un motor principal que usan cuando necesitan velocidad en algunas de sus acciones en alta mar, y otro auxiliar o eléctrico de generación diesel. Antes de parar en Málaga, el Rainbow Warrior ha recorrido Líbano, Turquía e Italia para llevar a cabo una campaña en favor del uso de las energías renovables . Greenpeace plantea que en 2050 se use un 100% las renovables.