Diario Sur

Condenan a una joven de Málaga por denuncia falsa de acoso y agresión sexual a cuatro compañeros de colegio

  • La menor compareció en varias ocasiones en la Comisaría relatando supuestos comportamientos vejatorios y degradantes contra ella

El Juzgado de Menores número 1 de Málaga ha condenado a cien horas de prestaciones en beneficio de la comunidad a una joven, de 17 años cuando ocurrieron los hechos, por un delito de denuncia falsa de acoso y agresión sexual, presentada contra cuatro compañeros de colegio.

Según se declara probado en la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la menor compareció en varias ocasiones en la Comisaría de Málaga relatando supuestos comportamientos vejatorios y degradantes contra ella, como insultos, golpes y agresión sexual, de las que decía había sido víctima en el curso escolar 2014/2015 por parte de cuatro compañeros.

Los hechos narrados por la joven dieron lugar a un expediente en la Fiscalía de Menores, acordándose medidas cautelares sobre los cuatro compañeros. Finalmente, se solicitó el archivo del procedimiento, lo que fue acordado por el juzgado al entender que "no existían indicios racionales de haberse perpetrado los hechos".

Para el juez, los hechos constituyen un delito de denuncia falsa, lo que considera probado "plenamente" por la prueba documental y las practicadas en el juicio, celebrado la pasada semana. Señala que la joven fue a la Comisaría y expuso "de forma detallada y exhaustiva" su denuncia, "concretando los detalles del lugar, momentos y personas". Además, realizó un reconocimiento fotográfico de los compañeros.

Estas imputaciones se realizaron, indica la sentencia, "de forma positiva y no como mera sospecha", apuntando que "quedó debidamente constatado que todos y cada uno de los hechos denunciados por la ahora acusada no ocurrieron", como se recogió en el auto dictado por otro juzgado de Menores que decretó el sobreseimiento libre.

En cuanto a los elementos subjetivos, el juez considera probado que la joven "era plenamente consciente de la falsedad de los hechos imputados y, a pesar de ello, deliberadamente y maliciosamente, formalizó la denuncia". "La acusada maquinó para efectuar una serie de imputaciones falsas a los cuatro menores", dice la resolución, que no es firme y se puede recurrir.

En este punto, se incide en que realizó "imputaciones, algunas de especial gravedad", lo que determinó que se impusiera a los entonces menores varias medidas cautelares y, "en ningún momento, pese a ser consciente de la medida restrictiva de derechos aplicada a los denunciados, se desdijo de sus imputaciones ni retiró las denuncias".