Diario Sur

El Ayuntamiento de Málaga dedicará este año más de 210.900 euros al control de plagas

  • Estas intervenciones se realizan tanto en vías públicas como en el interior de edificios de mantenimiento municipal

El Ayuntamiento de Málaga prevé dedicar este año a la vigilancia y control de plagas en el término municipal 210.989 euros, de los que ya ha empleado 175.824 euros.

La tarea corre a cargo del Servicio de Vigilancia Sanitario Ambiental del Área de Sostenibilidad Medioambiental, mediante el desarrollo de actuaciones de prevención, vigilancia y control de plagas que puedan constituir un riesgo para la salud pública.

Estas intervenciones se realizan tanto en vías públicas como en el interior de edificios de mantenimiento municipal, de forma periódica o a demanda ciudadana, en el momento en el que existe sospecha de que puede existir una plaga -el aviso debe realizarse llamando al número gratuito 900 900 000 del Área de Sostenibilidad Medioambiental-.

La intervención municipal en esta materia se desarrolla exclusivamente en instalaciones y espacios de titularidad pública, quedando los recintos y propiedades privadas bajo responsabilidad directa de sus propietarios, según han informado desde el Ayuntamiento a través de un comunicado.

Asimismo, dicha intervención se produce expresamente sobre aquellas especies que suponen un riesgo para la salud pública, al actuar como elemento de transmisión de enfermedades a las personas. En este grupo se encuentran especies como el mosquito, la rata, la garrapata o la pulga. Otras como las hormigas, las termitas o las arañas no se encuadran dentro del grupo susceptible de vigilancia y control.

Mosquito

El Servicio de Vigilancia Sanitario Ambiental ha podido intervenir este verano por primera vez de forma directa en el Paraje Natural del Guadalhorce, al haber obtenido el permiso de la Junta para hacer el seguimiento del mosquito y actuar en el caso de detectar la presencia de larvas.

Este control comenzó en agosto y desde entonces se mantiene de forma periódica, procediéndose a la aplicación de tratamientos que han demostrado su eficacia y que no son invasivos en un entorno cuyas características favorece la proliferación de los mosquitos. El monitoreo de las lagunas interiores del Paraje se desarrolla con una frecuencia semanal, lo que permite la intervención inmediata sobre las larvas, cuando son detectadas, evitando su proliferación.

El presupuesto municipal cuenta en 2016 con una partida extraordinaria de 5.000 euros, destinada a un plan integral de control de la plaga de mosquitos, en aplicación del acuerdo alcanzado por los grupos municipales del PP y de Ciudadanos.

Además, en la actualidad, han recordado, se está tramitando la implantación de un programa de educación comunitaria cuyo objetivo será informar a la ciudadanía sobre aquellas costumbres y comportamientos que deben evitarse debido a que facilitan la proliferación de mosquitos en su entorno inmediato.

Por último, se prevé la organización de actividades destinadas a difundir las medidas preventivas que pueden adoptarse, sobre todo, en las zonas próximas a la desembocadura del Guadalhorce.