Diario Sur

Amenaza desde un perfil falso con difundir los nombres de 317 seropositivos en Málaga

Amenaza desde un perfil falso con difundir los nombres de 317 seropositivos en Málaga
  • El autor del mensaje asegura ser médico y tener información contrastada

  • "Le han jodido la vida a mi hijo" se lee en el texto publicado en una red social

Alarma entre la comunidad de seropositivos de Málaga. El mismo día que alguien usurpaba la identidad de un joven malagueño de 23 años y difundía varios mensajes en los que decía tener VIH, apareció otro perfil falso en la misma red social en el que otro usuario -ahora sí en primera persona- amenazaba con publicar los nombres de 317 seropositivos en Málaga.

El autor del mensaje, que dice ser médico y tener información contrastada, afirma que le han "jodido la vida" a su hijo. La publicación de esta advertencia ha sembrado la preocupación y el pánico entre los afectados, que no quieren que sus nombres salgan a la luz, ya que en muchos casos ni siquiera sus familiares lo saben y temen el rechazo social que ello les pueda provocar.

Como publica hoy SUR, un joven de 23 años ha denunciado qu alguien se ha hecho pasar por él a través de redes sociales de contacto para dar a conocer que es seropositivo, información que sólo sabía su «círculo más íntimo y cercano» y que ni siquiera había contado a sus familiares. La denuncia, a la que ha tenido acceso este periódico, se presentó ayer en el Juzgado de Instrucción número 8 de Málaga para que se investigue quién está detrás de esos mensajes. A juicio del letrado Manuel Huertas, que asiste a la víctima, los hechos podrían ser constitutivos de delitos de injurias graves y calumnias hechas con publicidad, amenazas, revelación de secretos y usurpación de estado civil.

El joven ha informado al juzgado de sus sospechas sobre la autoría: «[...] Bien pudiera tratarse de alguna persona movida por enemistad o ánimo de perjudicar muy seriamente mi condición social, o bien podría tratarse de algún otro paciente de la unidad antiVIH del Hospital Carlos Haya, donde al entrar y salir de la consulta suelen coincidir los afectados y verse cara a cara». Él mismo intentó contactar con la persona que estaba detrás de los perfiles falsos, pero ésta lo bloqueó.