Diario Sur

La sequía pasa factura al olivar con una bajada del 29% en la producción de aceite

La provincia de Málaga será esta campaña 2016-2017 la única de Andalucía en la que caiga la producción de aceite de oliva respecto a la pasada cosecha. En concreto, la previsión es de un 29 por ciento menos, con sólo 50.900 toneladas y una producción de aceituna para almazara de 263.700 toneladas. Al menos, eso es lo que se desprende del primer Aforo del Olivar de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, que prevé en el conjunto de la Comunidad autónoma una producción de 1.108.400 toneladas de aceite y 5.343.700 toneladas de aceituna para la molturación. En el caso andaluz la producción de aceite de oliva será muy similar a la del pasado año. De hecho, sólo se prevé una variación de un -0.8 por ciento, según la Junta.

La Consejería atribuye la caída en la provincia, donde el olivar ocupa una superficie de cultivo de 130.621 hectáreas -es con diferencia el cultivo que más extensión tiene- y por tanto un sector con gran incidencia en la economía malagueña por el gran número de familias que viven del mismo, a que en las plantaciones de secano, que son la inmensa mayoría, buena parte de la cosecha es irrecuperable debido a la sequía. Además también el regadío se está viendo afectado por la disminución de agua en los pozos.

Por lo que respecta a la campaña de la aceituna de mesa, el aforo de la Junta estima la producción en la provincia en apenas 41.750 toneladas, lo que significa un 23.3 por ciento menos respecto a la cosecha anterior. Ello como consecuencia de la falta de lluvias, que ha provocado que la aceituna no haya alcanzado el calibre necesario y además esté arrugada. En Andalucía la producción es de 379.390 toneladas, un 18,2 por ciento menos que en la pasada campaña.