Diario Sur

Los estudiantes vacían los institutos y salen a la calle en protesta por las reválidas en Málaga

Una parte de la manifestación de ayer tarde, subiendo por la calle Alcazabilla, a la altura del Palacio de la Aduana. / Foto: Ñito Salas | Vídeo: Pedro J. Quero
  • Más de tres mil personas en dos manifestaciones que recorrieron ayer el centro de Málaga con alumnos, profesores, padres y sindicalistas en contra de la LOMCE

Los estudiantes malagueños vaciaron ayer las aulas de los institutos y llenaron las calles de Málaga en sendas manifestaciones por la mañana y por la tarde para exigir la derogación de la LOMCE y contra las previstas reválidas en cuarto de ESO y segundo de Bachillerato. A la manifestación de la mañana acudieron más de dos mil estudiantes y por la tarde otro millar de personas, en este caso también padres y profesores, recorrieron el centro de la capital en otra manifestación y con los mismos objetivos.

Las aulas de los institutos amanecieron casi vacías. Solo los alumnos de primero y segundo de Secundaria acudieron a clase, y eso porque para ellos la huelga aún no es un derecho. Pero desde tercero de Secundaria, Bachillerato y ciclos formativos el seguimiento fue masivo. Según los convocantes, el Sindicato de Estudiantes, por encima del 90 por ciento. Aunque la Delegación de Educación matizó esta cifra y la rebajó al 76%. En los centros concertados y privados la participación fue muy escasa. En todo caso, una participación muy importante, que se dejó notar en la manifestación de la mañana, que recorrió las calles, desde el edificio de Servicios Múltiples al Rectorado. Durante el trayecto corearon gritos como ‘si no se nos escucha, lucha, lucha, lucha’, ‘el hijo del obrero, a la universidad’, ‘menos crucifijos y más trabajo fijo’ y también contra Rivera y Rajoy, el PP y el PSOE. Muchos estudiantes de Málaga capital, pero también había chicos y chicas llegados de institutos de la provincia, como Alhaurín de la Torre, Cártama, Torremolinos o Rincón.

También universitarios, aunque aquí el seguimiento es más difícil de valorar. Sí se notó menos afluencia de estudiantes en facultades como Psicología o Ciencias de la Educación. En cambio, en Medicina la actividad fue la habitual. Precisamente esta noche hay convocado un encierro en la Facultad de Psicología de la UMA, en la denominada ‘noche en verde’, que incluye debates, mesas redondas y actividades lúdicas en torno a la educación.

Iván, del IES Platero Green School y estudiante de tercero de Secundaria, dijo que no le parecía bien que haya una reválida después de haber superado la ESO. «Me parece muy injusto, porque si has aprobado toda la ESO no hay por qué hacer otro examen, que si no lo apruebas no te ha servido de nada todo lo que has estudiado». Sonia, estudiante de un grado superior en el Jesús Marín, dijo que había acudido a la manifestación porque está en contra de los exámenes de reválida, «me parece muy mal que solo tengas una oportunidad para superar la ESO o el Bachillerato, después de estudiar cuatro o dos años», señaló. Melania, que estudia Bachillerato en el IES Capellanía, coincidía en que los estudiantes no se pueden jugar todo a un examen pero también habló del problema del 3+2, es decir, las carreras de tres años (uno menos que ahora) y los máster de dos (uno más), lo que supondrá también un encarecimiento de la educación universitaria. También se mostró en contra de la LOMCE Gabriel Auñón, del IES Huelin, porque «nos quitan asignaturas creativas tipo música y plástica y nos quita la capacidad de aprender a pensar con la filosofía y usar el pensamiento crítico».

Tras una pancarta con el lema ‘Ni LOMCE, ni reválidas, no a los recortes educativos’ marchaban ayer los convocantes de la manifestación de la tarde, los sindicatos USTEA, Comisiones Obreras y del Sindicato de Estudiantes. Jacinto Díaz, de USTEA, dijo que la LOMCE influye negativamente en un proyecto educativo público, por cuanto se está llevando a cabo una «contrarreforma con base ideológica en busca de una educación elitista y adoctrinada». Por parte de Comisiones Obreras, Félix Martín, tachó las previstas reválidas de «segregadoras» y denunció también que «a estas alturas de curso no sabemos si se van a hacer o no, cómo serán y quién las hará».