Diario Sur

Rafael Catalá: "Necesariamente esta será una legislatura de diálogo, consenso y acuerdo entre los principales partidos políticos"

Rafael Catalá, en el centro, esta tarde en Málaga.
Rafael Catalá, en el centro, esta tarde en Málaga. / Salvador Salas
  • El ministro de Justicia, que ha participado esta tarde en Málaga en la XXVI Jornadas Nacionales de Jueces Decanos, elude pronunciarse sobre si se sigue viendo en el Ministerio

“Sabemos que la mayoría que el grupo parlamentario del PP tiene no permite, de manera unilateral, ninguna de las reformas que España necesita en materia de Educación, de Pensiones, de Financiación autonómica, y por tanto necesariamente tiene que ser una legislatura de diálogo, consenso y acuerdos entre las principales fuerzas políticas”. Así lo ha asegurado esta tarde en Málaga el ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, que ha visitado la capital para participar en las XXVI Jornadas Nacionales de Jueces Decanos que se desarrollan hasta mañana miércoles y que reúne a más de medio centenar de decanos para analizar algunos de los problemas que afectan a la Justicia.

Catalá ha manifestado sobre la nueva legislatura que por parte del PP no va a quedar ningún esfuerzo para obtener consensos y alcanzar las mayorías parlamentarias suficientes, si como parece el próximo sábado será elegido presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

El ministro en funciones ha insistido en que desde el pasado 20 de diciembre el PP ha pensado que se podía con PSOE y Ciudadanos encontrar el nivel de acuerdo para abordar las reformas que España necesita. “Ya llegó el momento en el que vamos a comenzar a funcionar con este esquema”.

Catalá no ha querido pronunciarse sobre si se sigue viendo como ministro en el nuevo Gobierno, al señalar que se trata de una decisión que corresponden al presidente y “hay que respectar los tiempos”.

Respecto a las Jornadas Nacionales de Jueces Decanos ha dicho que para un ministro tener cercanía con los profesionales, capacidad de interlocución y dialogo con los que mejor conocen los problemas de la Justicia, que son los jueces, los fiscales y los abogados, es clave. “Es la mejor manera de identificar los problemas y poder afrontar las reformas necesarias”, ha dicho.

Para el ministro las conclusiones de estos encuentros -mañana miércoles se darán la conocer las de este encuentro- siempre están muy puestas en razón y cercanas a los problemas reales de la Justicia, por lo que han sido muy útiles “porque nos han servido para orientar las reformas que hemos alcanzado”. En este sentido, ha incidido que las reformas se han llevado a cabo teniendo en cuenta las aportaciones de los jueces decanos, que en su mayoría son elegidos por sus compañeros, unos 5.500 jueces en toda España.