Diario Sur

El PSOE denuncia la desvirtuación de la marca Sabor a Málaga

  • Francisco Conejo ha afirmado que "ha pasado de ser una herramienta de promoción para ser el fin".

El portavoz socialista en la Diputación de Málaga, Francisco Conejo, ha denunciado hoy la necesidad de adaptar la marca Sabor a Málaga -creada por la institución provincial para promocionar productos malagueños- ya que "se está desvirtuando" y "ha pasado de ser una herramienta de promoción para ser el fin".

En declaraciones a los periodistas, Conejo ha afirmado que "se invierte más en promocionar la marca en vez de los productos", ya que el objetivo de la etiqueta era la identificación de alimentos cultivados, criados o elaborados en la provincia.

"La marca ha fagocitado los productos que supuestamente debe promocionar", ha señalado, tras lo que ha ejemplificado que "Sabor a Málaga" patrocina a equipos deportivos e incluso ha contribuido al pago de la Cabalgata de Reyes de la capital malagueña.

Conejo ha achacado esta situación a que "los criterios exigidos para otorgar el sello sean tan mínimos y que se hayan abierto a casi cualquier producto o establecimiento", por lo que los socialistas han considerado que va en contra del interés de la marca, que acaba devaluada y perdida entre múltiples sellos e iniciativas.

Para el grupo socialista en la Diputación, la promoción de "Sabor a Málaga" debe ir "junto a la estrategia turística" y cuestionan la asistencia de la marca en solitario a ferias nacionales e internacionales, como la feria SIAL de París (Francia) u otras en Emiratos Árabes o países nórdicos europeos.

La difusión de la marca malagueña ha de ser, según los socialistas, "de la mano del Gobierno y la Junta" y "dentro de la estrategia turística de la Costa del Sol".

Conejo ha reprobado la existencia de empresas de embutidos que cuentan con la denominación "Sabor a Málaga" y cuya materia prima no es malagueña, a pesar de que la manufacturación sí lo sea.

Por ello, ha propuesto la creación de tres distintivos dentro de la marca, a través de una moción para el Pleno de la Diputación malagueña: un "Sabor a Málaga" genérico; otro, para productos ecológicos malagueños y un tercero destinado a alimentación cien por cien malagueña.