Diario Sur

Montero se rodea de activistas e independientes en su carrera para liderar Podemos

Montero con parte de los integrantes de su candidatura.
Montero con parte de los integrantes de su candidatura.
  • El diputado aboga por una nueva estructura organizativa con una dirección coral en la que desaparezca la figura del secretario general

Alberto Montero ha presentado esta mañana públicamente la candidatura que le acompañará en su carrera para intentar liderar Podemos en Málaga en las primarias telemáticas que se celebrarán del 7 al 9 de noviembre. El diputado nacional se ha rodeado de miembros activos de los círculos en la capital y de independientes que simpatizan con el partido morado como aspirantes a ocupar los puestos del consejo ciudadano municipal –la ejecutiva de la organización-.

Así de los veinte miembros de la candidatura ‘Un Podemos para Málaga’ –incluido Montero- activistas e independientes se reparten al cincuenta por ciento. Entre estos últimos se encuentran la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Colegio de Abogados, Belén Martínez, el abogado Eduardo López Abad, el presidente de la Carta Malacitana, Manuel Maeso, la ciberactivista Isabel María Aranjuez, la profesora e integrante del movimiento Marea Verde Nadia Bouadi o el economista y coordinador en Málaga de las dos últimas elecciones generales Giuseppe Quaresima.

“Es una candidatura plural y abierta; con gente de los círculos y gente de la sociedad civil que simpatizan con Podemos. Este doble perfil de los integrantes de la candidatura tiene el objetivo de abrirnos hacia fuera y reforzarnos hacia adentro”, ha destacado Montero durante la rueda de prensa.

El aspirante a liderar Podemos –los otros dos son el concejal de la capital Juan José Espinosa y la abogada Margarita Reyes- ha remarcado que su objetivo es preparar al partido en la capital cara a las elecciones municipales de 2019 con un proyecto que permita reforzar la estructura interna y abrir la formación al resto de la sociedad. En este sentido, ha defendido la necesidad de articular y coordinar “adecuadamente” el trabajo de los círculos sectoriales y territoriales ya que, a su juicio, en los últimos tiempos su papel se ha visto diluido.

Alberto Montero ha abogado por una nueva estructura organizativa en la que desaparezca la figura del secretario general y la dirección sea “coral y plural”. Es lo que se ha dado en llamar ‘el modelo Yagüe’ en referencia al parlamentario andaluz Juan Moreno Yagüe, quien rechaza la estructura piramidal y que acaba con la secretaría general y la cúpula del partido, en favor de portavocías corales dentro de una organización horizontal. Esta propuesta es defendida a nivel andaluz por la parlamentaria Carmen Lizárraga, quien disputará el liderazgo del partido en Andalucía a Teresa Rodríguez.

Montero ha explicado que el modelo con la figura de la secretaría general que se definió en la asamblea de Vistalegre está caduco y tenía sentido cuando Podemos nació con un ciclo electoral acelerado por delante y ha defendido que la nueva propuesta, con direcciones corales, trata de anticipar lo que resultará de la próxima asamblea general, donde se deberá definir la estructura de la organización “para tiempos menos convulsos electoralmente”.

Por su parte, María Aldama, número dos de la lista, ha explicado que el modelo de organización que implantarán en Málaga si ganan las primarias se basará en que el municipalismo impregnará todas las áreas de funcionamiento de partido.

Mientras que Belén Martínez ha remarcado que el proyecto político de ‘Un Podemos para Málaga’ está basando en una apertura del partido hacia la sociedad, la lucha por la feminización de la política, la atención a los derechos sociales (lucha contra el paro, la exclusión, la pobreza y la falta de vivienda), la atención a la diversidad y un cambio del modelo productivo de la ciudad que no esté basado exclusivamente en el turismo.