Diario Sur

Cuando tu organismo se convierte en tu peor enemigo

Los actos se presentaron ayer.
Los actos se presentaron ayer. / SUR
  • La Asociación Lupus Málaga celebra un congreso y unas jornadas sobre esta enfermedad autoinmune que afecta sobre todo a mujeres

El sistema inmunitario se convierte en el peor enemigo de las personas que sufren lupus eritomatoso sistémico, ya que en vez de cumplir con su función de proteger al organismo de agresiones externas y de infecciones hace justamente lo contrario: lo ataca. Ese ataque provoca daños en los órganos y los tejidos. El lupus es una enfermedad autoinmune de carácter crónico que puede afectar a la piel, las articulaciones, los órganos internos (riñón, corazón y pulmón), la sangre o el sistema nervioso central. Es un padecimiento no contagioso que afecta sobre todo a las mujeres (90 por ciento), explicó ayer la presidenta de la Asociación Lupus Málaga y Autoinmunes, Josefa Guerrero. Esta asociación, la primera de sus características que se creó en España, ha organizado para este fin de semana un congreso nacional extraordinario con motivo de la celebración de su 25.º aniversario fundacional (el evento se desarrollará el sábado en el hotel NH) y el primer encuentro de jóvenes afectados de lupus en España, que tendrá lugar, del viernes al domingo, en las instalaciones de La Noria (antiguo Centro Cívico).

En la provincia de Málaga hay unos mil pacientes de lupus, la mayoría son mujeres con edades comprendidas entre los 14 y los 45 años. Las causas de la enfermedad se desconocen, pero hay elementos que pueden influir en su aparición como la predisposición genética, los factores medioambientales, las infecciones y los cambios hormonales. El término lupus (lobo en latín) proviene de que los eritemas o cicatrices que tienen los pacientes en la piel parecen la mordedura de un lobo.

«El mensaje que queremos lanzar es divulgativo para que ninguna persona con lupus carezca de información. Es muy importante lograr un diagnóstico precoz, porque eso repercutirá en la calidad de vida de los afectados durante el resto de su vida», precisó Josefa Guerrero.

Como el lupus suele manifestarse con una gran variedad de síntomas, en muchas ocasiones la enfermedad se confunde con patologías como la artritis reumatoide o la esclerosis múltiple. Los síntomas son: dolores en las articulaciones y en los músculos, eritemas en las mejillas (alas de mariposa), fatiga extrema y debilidad, úlceras nasales y bucales, pérdida de pelo, inflamación en los tejidos que recubren los órganos internos con dolor abdominal o pectoral, problemas en los riñones, síntomas gripales, depresión, anemia, dolor de cabeza, etcétera. Los tratamientos que se aplican son antiinflamatorios no esteroides, antipalúdicos, esteroides, imunosupresores y terapias biológicas.

La Asociación de Lúpicos de Andalucía se creó en 1991 después se denominó Asociación Española de Lupus y desde 2016 se llama Asociación Lupus Málaga y Autoimunes. Este año celebra su 25.º aniversario. Su sede está situada en la calle Lagunillas, 25. Su número de teléfono es el 952 26 65 04.