Diario Sur

El Ayuntamiento abrirá el concurso de ideas para el Astoria en las primeras semanas de noviembre

El Ayuntamiento abrirá el concurso de ideas para el Astoria en las primeras semanas de noviembre
/ Sur
  • El proyecto que finalmente se materialice en la parcela será definido por el equipo de gobierno municipal para un concurso posterior de cesión y explotación

En los primeros días o semanas del mes de noviembre, una vez que salga publicado en el Boletín Oficial de la Provincia, se pondrá en marcha el concurso de ideas planeado por el Ayuntamiento para concretar el destino de la manzana que actualmente ocupan los edificios de los antiguos cines Astoria y Victoria. El alcalde, Francisco de la Torre, ha presentado hoy las líneas generales de las bases del concurso, que tendrá carácter internacional y en el que se puntuará tanto la parte arquitectónica de las propuestas como el estudio de viabilidad económica del que vengan acompañadas. Al apartado arquitectónico se le darán 70 puntos y a la parte económica 30. Las ideas que no superen los 15 puntos en la valoración de su estudio de negocio quedarán automáticamente descartadas.

Habrá siete premios con remuneración económica, un primero de 50.000 euros, un segundo de 20.000 euros y un tercero de 10.000 euros, más cuatro accésits de 5.000 euros cada uno. Además, se podrán otorgar varias menciones y se ha previsto también un premio de reconocimiento ciudadano a la propuesta que obtenga más votos de los vecinos en una web desde la que se podrá acceder a toda la información relativa al concurso (www.concursoastoriavictoria.eu). Los malagueños podrán votar las 10 propuestas que obtengan una mayor puntuación del jurado, que estará formado por la mesa de contratación de la Gerencia Municipal de Urbanismo más cinco “personalidades de notoria competencia en el ámbito relevante”, según ha indicado el Ayuntamiento en un comunicado, entre las que se encontrarán el decano del Colegio de Arquitectos, el director de la Escuela de Arquitectura y el decano del Colegio de Economistas.

Sin embargo, el proyecto que gane el concurso no tendrá que ser forzosamente el que se haga en la parcela. De hecho, es probable que no lo sea, ya que el alcalde ha admitido que, para activar el desarrollo de la manzana del Astoria, deberá convocarse un segundo concurso de concesión y explotación de ese espacio para el que será el equipo de gobierno municipal el que definirá qué actuación es la que ofertará a la realización por parte de empresas privadas. “Lo normal es que nos inspiremos en las ideas ganadoras del concurso, pero el proyecto lo decidirá el equipo de gobierno, aunque lo consensuaremos. Podría ser un ‘mix’ o mezcla de varios”, ha señalado De la Torre.

Para llegar a ese segundo concurso de explotación que dará a un privado el derecho de gestión y explotación de la parcela primero deberá resolverse el concurso de ideas, para el que se ha establecido un plazo de presentación de propuestas de 90 días desde que salga publicado en el BOP. Los equipos de arquitectura que se presenten deberán cumplir el condicionante de reservar 500 metros cuadrados para un espacio expositivo de la Fundación Picasso, una superficie inferior a la barajada hasta ahora. El jurado no tiene un tiempo límite para valorar las propuestas, aunque el alcalde ha comentado que espera que ronde el mes o algunos días más.

En cuanto a los usos, el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, ha señalado que lo que establece el planeamiento vigente para la manzana es el uso comercial compatible con social, en concreto, podría realizarse algo parecido a lo desarrollado en el cercano mercado de la Merced, combinando puestos de mercado con una zona de hostelería. No obstante, las bases del concurso contemplan como opción excepcional que los participantes planteen otros usos diferentes incluso con altura superior a la baja más tres más ático permitida en la plaza de la Merced, aunque ello requeriría de una modificación del Plan General de Ordenación Urbanística en el caso de llevarse a cabo. Con todo, De la Torre ha apuntado que “lo normal” es que el jurado valore mejor las propuestas que se ciñan a los actuales usos de la parcela. “El jurado no le va a dar muchos puntos al que presente algo distinto”, ha llegado a indicar.