Diario Sur

Absuelta una mujer en Málaga por pegar a su hija de 8 años que veía la televisión de madrugada

Absuelta por pegar a su hija de 8 años que veía la televisión de madrugada
  • La madre fue condenada en primera instancia por un delito de malos tratos a 56 días de trabajo en beneficio de la comunidad

Una mujer ha sido absuelta por la Audiencia Provincial de Málaga de un delito de malos tratos por dar una bofetada a su hija de ocho años cuando la sorprendió a las dos de la madrugada viendo la televisión.

La madre fue condenada en primera instancia por un delito de malos tratos a 56 días de trabajo en beneficio de la comunidad, pero el fiscal recurrió al no haberse impuesto la medida de alejamiento y la defensa de la mujer solicitó la libre absolución.

Durante el juicio, la mujer aseguró que no quiso hacer daño a su hija, que solo pretendió corregir un comportamiento que estaba repitiendo, ya que se levantaba a ver la tele a altas horas de la madrugada, sin control alguno de lo que veía, y haciendo caso omiso a su madre, que había intentado corregirla por distintos métodos.

El tribunal considera probado que la niña no ha sufrido con anterioridad malos tratos, que convive sola con su madre y que nunca ha faltado a clase.

"Es inteligente pero desobediente", se explica en la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, y desde el colegio se le había advertido a la progenitora de que pusiera medidas disciplinarias a la pequeña porque había hurtado material escolar.

La propia niña llegó a reconocer que su madre había perdido los nervios, por lo que el Tribunal entiende que la acusada "de forma aislada y con intención de enmendar su comportamiento, golpeó a su hija sin llegar a producirle lesión".

Para esta Sala no parece adecuada la medida de alejamiento solicitada por el fiscal, ya que su entrega varios meses a una institución y alejarla varios meses del único pariente que tiene en España, su madre, "no puede sino levantar todas las alarmas por su falta de proporcionalidad".

Pese a ello, el Tribunal deja "muy claro" que comparte la filosofía del Comité de Derechos del Niño que se postula por "la ausencia total de castigo físico a menores".

Pese a que la Sala absuelve a la madre se dará cuenta a los servicios sociales, para que dentro de sus competencias, sigan facilitando a la mujer pautas para la corrección de los comportamientos de la niña y asistiendo a la menor.