Diario Sur

Teatinos y Portada Alta recuperarán un acceso directo desde la autovía

Teatinos y Portada Alta recuperarán un acceso directo desde la autovía
  • El Ayuntamiento salva las dudas de Fomento y ultima un convenio con Carrefour para cofinanciar la obra, ya que el vial conectará con el centro comercial Alameda

El colapso de tráfico que a diario se repite en las horas puntas en los accesos a Teatinos y Portada Alta desde la eliminación hace siete años de su principal conexión con la autovía a raíz de la ampliación del enlace viario de Alameda-Barriguilla está más cerca de su fin. La solución siempre ha estado ahí, aunque no fue hasta finales del pasado año cuando empezó a tomar cuerpo la idea del Ayuntamiento de habilitar un nuevo vial que permitirá recuperar la salida hacia la glorieta de José Bergamín, en Portada Alta, aunque a través de las calles Prosper Mérimée y Saint Exupery hasta desembocar en la avenida Jorge Luis Borges, que conduce hasta Teatinos por la rotonda conocida como fuente de colores.

Aprovechando que, al margen de los vecinos y trabajadores de la zona, uno de los grandes beneficiarios sería el centro comercial Alameda, el Consistorio lleva prácticamente un año de conversaciones con Carrefour para que cofinancie las obras, valoradas en dos millones de euros. Según ha podido saber este periódico, las negociaciones están muy avanzadas y antes de que acabe el año podría cerrarse un acuerdo para acometer de forma conjunta esta actuación, que previamente debe contar con el visto bueno del Ministerio de Fomento al afectar a la autovía.

Aportación privada

Lejos de ser un proyecto nuevo, se trata de completar la obra que dejó aparcada el Gobierno central cuando remodeló los accesos a la ronda oeste. La actuación consiste en recuperar un vial paralelo a la autovía que discurre bajo el nudo viario que el Estado ejecutó entonces pero que nunca llegó a completar por la falta de liquidez. El trazado tiene poco más de 200 metros, pero son más que suficientes para llegar a la zona del centro comercial Alameda y, de ahí, a Portada Alta.

Y ahí es donde entra en escena la cadena francesa de hipermercados, que desde un principio se ha mostrado dispuesta a poner dinero sobre la mesa consciente de las ventajas que le reportaría a esta gran superficie disponer de una entrada directa desde la autovía. Eso sí, siempre que, como finalmente ocurrirá, se le garantice que el vial tendrá una conexión directa con el ‘parking’ del centro comercial y que esa salida estará señalizada. De momento no están cerradas las cifras exactas, pero la intención del equipo de gobierno es que Carrefour asuma dos tercios del coste. En cualquier caso, fuentes municipales aseguran que el convenio con la firma gala está prácticamente cerrado, a falta de solventar unos flecos jurídicos.

De forma paralela, el camino también parece despejado con la Demarcación de Carreteras, una vez resueltas por la Gerencia Municipal de Urbanismo las dudas planteadas por el organismo dependiente del Ministerio de Fomento sobre la señalización y, especialmente, sobre cómo afectaría al carril de aceleración existente.

Documentación pendiente

Estas cuestiones fueron abordadas por técnicos de ambas administraciones durante una reunión celebrada recientemente, quedando pendientes de que Urbanismo remita toda la documentación a Carreteras para que le dé el visto bueno definitivo. Eso sí, el Ejecutivo central no pondrá ni un euro ya que los ramales del nudo Alameda-Barriguilla forman parte del paquete de 35 kilómetros de la red de carreteras del Estado que en agosto de 2013 fueron asumidos por el Ayuntamiento como contraprestación por la cesión de los terrenos del antiguo campamento Benítez.

En cuanto se cierre el convenio de colaboración público-privada, el siguiente paso sería sacar a concurso la las obras, cuya principal dificultad radica en la creación de un paso subterráneo para salvar la intersección con la salida a la autovía desde la avenida de Andalucía hacia el túnel de Carlos Haya. En cuanto al resto, consiste básicamente en reasfaltar el trazado e instalar el alumbrado.

Con esta obra se pondría fin a los problemas de tráfico que se registran desde la eliminación de la principal salida directa de la autovía con Teatinos, especialmente para quienes circulan sentido Antequera. Desde entonces, las únicas alternativas son salirse dirección Centro y cambiar de sentido en el cruce de la plaza Manuel Azaña (donde está la Comisaría Provincial) para luego continuar hacia la Ciudad de la Justicia; o bien usar el ramal que comunica con la autovía del Guadalhorce y desviarse por Jiménez Fraud en dirección al Hospital Clínico.