Diario Sur

Miraflores reclama su campo de fútbol

Vecinos y niños piden un campo de fútbol en la plaza donde multan a los que juegan a la pelota.
Vecinos y niños piden un campo de fútbol en la plaza donde multan a los que juegan a la pelota. / V. Díaz
  • Vecinos de la barriada piden a Junta y Ayuntamiento que agilicen los trámites para su construcción

Vecinos de Miraflores de los Ángeles reclamaron ayer que se agilicen las gestiones administrativas para construir un campo de fútbol en su barriada, una de las pocas de la ciudad que no cuenta con este tipo de infraestructura. Padres, madres, jóvenes y niños se dieron cita en la plaza Monseñor Bocanegra–paradójicamente la misma donde algunos menores han sido multados por jugar a la pelota– para pedir a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento que se pongan manos a la obra. Y es que el acuerdo entre ambas instituciones es fundamental, dado que el nuevo campo de césped artificial se construiría en los terrenos que actualmente utiliza el colegio Gibraljaire para sus actividades deportivas y éstos pertenecen al ente andaluz.

Terrenos donde se proyecta construir el campo.

Terrenos donde se proyecta construir el campo. / V. Díaz

La construcción de este campo de fútbol fue un acuerdo aprobado en 2015 por los partidos de la oposición, tras una moción socialista presentada en la Comisión de Deporte que pedía dotar de estas instalaciones al barrio de Miraflores de los Ángeles, al considerarla una infraestructura importante para uno de los barrios más densamente poblados de la ciudad, y que en la actualidad no cuenta con unas instalaciones dignas para la práctica deportiva.

El acuerdo contemplaba la redacción del proyecto y la firma de un convenio para impulsar esta infraestructura en 2016, algo que está aún pendiente de realizar.

Rafael Merino, portavoz de la Asociación Deportiva Miraflores Gibraljaire, manifestó ayer a este periódico que la convocatoria tuvo carácter informativo y mostró su deseo de que ambas administraciones se reúnan pronto.

«La concejal de Deportes del Ayuntamiento de Málaga ya ha solicitado reunirse con la delegada de Educación de la Junta de Andalucía para tratar este asunto», dijo. «Los niños no entienden de trámites administrativos y lo único que quieren es contar cuanto antes con el campo, así que esperemos que se reúnan pronto y que los técnicos se pongan a trabajar», señaló.

La idea es permitir que el uso del campo de fútbol y sus instalaciones sea compartido por los alumnos del colegio Gibraljaire en horario de mañana y por el club deportivo de fútbol base en horario de tarde. De esta forma se conseguiría que los niños del barrio puedan practicar este deporte sin tener que desplazarse hasta los campos de Carlinda o Nueva Málaga.

Camión en la acera.

Camión en la acera. / V. Díaz

Paseo marítimo: camiones pesados sobre la acera

Valeriano Díaz dice que «no es raro ver la imagen de un camión municipal que tiene cierto tonelaje, circular por la acera del Paseo Marítimo Pablo Ruiz Picasso, por lo que no es de extrañar el elevado número de losetas rotas en esa zona». «Supongo que esa acera se diseñó y construyó para soportar el paso de personas y no de camiones», concluye.

Y así es, porque mucho de los desperfectos que presentan los pavimentos se debe al paso de vehículos pesados, ya sean camiones de Limasa o de otros servicios.