Diario Sur

Médicos y pacientes se unen para reclamar mejoras en la sanidad pública

Participantes en el acto celebrado ayer en el Colegio de Médicos de Málaga. :: sur
Participantes en el acto celebrado ayer en el Colegio de Médicos de Málaga. :: sur
  • Elaboran un decálogo que recoge las medidas que se consideran necesarias para que los enfermos reciban una asistencia adecuada

La crisis de los últimos años ha hecho mucho daño al sistema sanitario público andaluz, que ha sufrido diversos recortes. Esas medidas de ahorro han repercutido directamente en los pacientes y en los profesionales. Para hacer frente a esos problemas, la sanidad pública andaluza necesita más recursos y una mayor inversión como balón de oxígeno que le permita salir de la situación difícil por la que atraviesa. Alcanzar esa mejora es el objetivo por el que el Colegio de Médicos de Málaga y once asociaciones de pacientes se han aliado y han elaborado un decálogo titulado 'Médicos y pacientes unidos por una sanidad mejor'. El documento fue leído ayer viernes en las dependencias del Colegio de Médicos. «El principal valor del decálogo es que aúna voluntades y pone una voz conjunta», dijo a este periódico el presidente del Colegio de Médicos, Juan José Sánchez Luque.

El sentir generalizado de médicos y de asociaciones de enfermos es que hay una carencia de recursos, un deterioro asistencial y un aumento de las demoras en la atención, manifestó Sánchez Luque. Esos problemas, derivados de la crisis y de los recortes aplicados, se están alargando demasiado en el tiempo, consideran los firmantes del decálogo. «La misión del Colegio de Médicos es servir de vehículo y apoyar las peticiones de las asociaciones de pacientes, que tienen una sensación de impotencia al ver que las cosas no mejoran», precisó Sánchez Luque.

El presidente de los médicos malagueños pidió al consejero de Salud, Aquilino Alonso, que dialogue y tenga más en cuenta la opinión de la asociaciones de pacientes y de los profesionales. «Nosotros le brindamos al consejero las instalaciones del Colegio de Médicos para las reuniones. El diálogo debe imperar; sería conveniente que Salud reconociera las carencias existentes. Lo que pedimos no es nada desquiciante», subrayó Sánchez Luque.

El decálogo hace referencia a que «hay que seguir avanzando hacia la mejora en el acceso a la sanidad, sin más criterios que el de la necesidad de la salud. No deben existir barreras por razones físicas, de comunicación, culturales, de lengua, geográficas o de oportunidad».

Sostener el sistema

Asimismo, se deja claro que «la sanidad española no debe estar a merced de recortes presupuestarios, sino dirigirse con unos criterios adecuados de gestión que garanticen la sostenibilidad del sistema, así como una asistencia de calidad a los ciudadanos». También se incide en que «la implicación de los pacientes en sus procesos médicos se impulsa con la información y formación de los mismos en la autogestión de su salud». A ese respecto, se pide que se tenga más en cuenta el criterio de las asociaciones.

Para los firmantes del documento, es necesario «aunar esfuerzos públicos y privados para apoyar y dar soporte a la actividad investigadora para descubrir los retos para los que aún la ciencia médica no ha encontrado respuesta, con tratamientos que, basados en la evidencia científica, supongan una mejora y ayuden a mitigar el dolor y el sufrimiento». En el último punto del decálogo leído ayer se «hace un llamamiento a la Administración del Estado y a las autonómicas para la adopción de medidas efectivas que den respuesta real a las necesidades de los pacientes y de sus familiares más allá de una mera declaración de intenciones».