Diario Sur

Se presentaron 1.583 denuncias en los juzgados.
Se presentaron 1.583 denuncias en los juzgados. / SUR

Crecen un 15% los delitos de violencia de género ingresados en los juzgados

  • Las lesiones y los malos tratos son los casos que más se repiten, en los seis primeros meses del año se registraron 2.517 asuntos de este tipo

Los delitos ingresados en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer aumentaron en la provincia un 15 por ciento en el segundo trimestre del año, respecto a los tres primeros meses de 2016. Así se desprende de unos datos hechos públicos por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en los que se especifica que la cifra total de delitos asciende a 2.517 desde enero hasta junio en estos órganos judiciales.

Este incremento lo soporta la subida de los delitos de lesiones y malos tratos registrados en el citado periodo del año, que suponen la mayor parte de los asuntos que llegan a los juzgados de Violencia sobre la Mujer. De los 1.757 casos ingresados en estos órganos judiciales, 1.413 fueron por este tipo de delitos. Por otro lado, las faltas se mantuvieron estables, siendo las vejaciones injustas las más importantes.

Según estos datos del CGPJ, en el segundo trimestre del año se contabilizaron un total de 1.321 mujeres víctimas de violencia de género y se presentaron 1.583 denuncias en los juzgados de Violencia sobre la Mujer. El punto negativo de esta cifra es el relativo a las denuncias que realizaron los familiares, que en el citado periodo solo fueron dos, mientras que en el primer trimestre del año se registraron 57.

Aun así, en cuanto a la ratio de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres, Málaga supera la media nacional, aunque no la andaluza. Mientras que en el conjunto del territorio es de 14, en Andalucía se sitúa en 16,7, mientras que en la provincia es de 15,5.

Pese a la evolución de los asuntos que se registran en los órganos judiciales sobre violencia de género, lo cierto es que en los Juzgados de lo Penal la mayoría de los enjuiciados no acaban condenados por los hechos. En concreto, en el segundo trimestre del año obtuvieron una sentencia condenatorioa un 43,39 por ciento de los procesados. Sí es cierto, que esta cifra se incrementa respecto a los tres primeros meses del año en 2,91 puntos, pero aún no llega a alcanzar ni la mitad de los casos, siempre según los datos del CGPJ.

Parte de esta situación se debe a que muchas de las mujeres que denunciaron los hechos finalmente deciden acogerse a su derecho a no declarar contra el procesado. Entre abril y junio de 2016, 81 víctimas hicieron uso de este derecho en los Juzgados de lo Penal de la provincia.

En cuanto a la relación que tienen la víctima y el acusado, la que más suele repetirse es la de una persona con la que se ha mantenido una relación afectiva o que aún se mantiene. Dentro del matrimonio estos casos se producen a un nivel similar, aunque levemente inferior, que en el otro tipo de relaciones sentimentales, al igual que cuándo este se acaba.