Diario Sur

El agua almacenada en los embalses de Málaga permitirá atender todos los usos un año

La Junta baraja aplicar restricciones al regadío de la Axarquía del 50% en febrero si sigue la sequía.
La Junta baraja aplicar restricciones al regadío de la Axarquía del 50% en febrero si sigue la sequía. / A. P.
  • La Junta reconoce que en función de cómo evolucione la situación hidrológica puede resultar prudente fijar medidas destinadas a reservar recursos para 2018

El volumen de agua almacenado en los pantanos de la provincia permitirá seguir atendiendo todos los usos -abastecimiento humano y regadío- durante el año hidrológico 2016-2017 con dotaciones normales. Actualmente el conjunto de embalses se encuentra al 39,9 por ciento de su capacidad, con un volumen total almacenado de 246 hectómetros cúbicos. Sin embargo, la Consejería de Medio Ambiente reconoce que en función de cómo evolucione la situación hidrológica -las precipitaciones- puede resultar prudente establecer medidas adicionales al objeto de reservar algunos recursos de cara al siguiente año hidrológico 2017-2018. Al menos, así lo indicó ayer los responsables de la Consejería a los usuarios de los sistemas de la Costa del Sol Occidental, Guadalhorce y Axarquía.

Según la Junta, aunque el pasado año hidrológico 2015-2016 ha sido el tercero seco consecutivo y el peor de los tres, en el caso de que el año hidrológico 2016-2017 fuera normal en comparación con las medias históricas, se podrían atender todas las demandas dependientes de los embalses con dotaciones habituales, lo que supondría destinar en el conjunto de los tres sistemas hasta 182 hectómetros cúbicos para los distintos usos: 123 hectómetros cúbicos para abastecimiento y 59 para riego.

Sin embargo, si el año es seco, con aportaciones iguales al 50% de las normales, sería necesario establecer medidas de limitación de demandas, de forma que solo se podrán servir 171 hm3, lo que supondrá sobre las dotaciones normales un ahorro de 11 hm3 (un 6%), correspondiente a las dotaciones de riego de Guadalhorce y Axarquía. En este supuesto, la Junta baraja aplicar una restricción del 25 % al regadío de la Axarquía a partir de marzo próximo.

Si el año es muy seco será necesario, según la Junta, establecer mayores medidas de limitación de demandas, de forma que solo se podrán servir 156 hm3, lo que supondrá sobre las dotaciones normales un ahorro de 26 hm3 (un 14%), correspondiente a las dotaciones de riego de Guadalhorce y Axarquía, donde la restricción en el regadío se prevé sea del 50% a partir de febrero. Tan solo en casos extremos, con una aportación inferior a la peor registrada históricamente, será preciso establecer medidas de ahorro al abastecimiento urbano.

Colectivos como Asaja Málaga se quejan de que la Junta siga sin concretar qué medidas correctoras piensa llevar a cabo tanto en el valle del Guadalhorce como en la Axarquía si hay que decretar la sequía para aumentar el caudal para regadío y reservar el agua de los embalses.