Diario Sur

Pad Thai Wok proyecta seis nuevas aperturas y prevé acabar el año con 25 restaurantes

Local en el que abrirá el nuevo restaurante en la plaza de Uncibay.
Local en el que abrirá el nuevo restaurante en la plaza de Uncibay. / Fernando González
  • La cadena fundada en Fuengirola abrirá tres negocios en la provincia y el resto en Córdoba, Mallorca y San Sebastián

La moda de la cocina tailandesa no tiene techo en Málaga. La empresa local Pad Thai Wok, especializada en comida asiática, ultima la apertura de seis nuevos locales (tres de ellos en la provincia), con lo que la firma malagueña aspira a terminar el año con 25 restaurantes abiertos.

Según confirman desde la propia empresa, antes de que acabe el año quieren abrir dos nuevos locales en la capital –uno de ellos en la plaza Uncibay y el otro en la zona de Santa Paula–, en Alhaurín de la Torre, Córdoba, Mallorca y San Sebastián. Además, en alguno de ellos pondrán en marcha un nuevo concepto de locales más pequeños centrados exclusivamente en productos para llevar.

Según los cálculos de la empresa, el primero en abrir sus puertas será el d e Alhaurín de la Torre, que se estrenará el 12 de noviembre en la avenida Reyes Católicos, 4. Tras él abrirán el primero de la capital, que se ubicará en la avenida de los Guindos y abrirá el 15 de noviembre; el de Córdoba (20 de noviembre); San Sebastián (22 de noviembre); plaza de Uncibay (2 de diciembre) y Mallorca (a finales de 2016).

Sin tener en cuenta las futuras aperturas, Pad Thai Wok tiene en la actualidad once locales abiertos en la provincia, cuatro en Granada, y uno en Córdoba, Ibiza, Madrid y Alicante. Todos ellos salvo dos funcionan en régimen de franquiciados. El crecimiento de esta empresa también vendrá de la mano del uso de las nuevas tecnologías. Sus responsables explican que han comenzado a implantar un sistema propio para realizar pedidos ‘on line’ que ya tienen operativo en diferentes restaurantes. Además, para el próximo año también quieren terminar de modernizar la imagen de la marca con el nuevo diseño puesto en marcha este mismo verano.

La empresa nació en Fuengirola en el año 2009 como un proyecto familiar. Inicialmente concebido como un restaurante de comidas caseras, su propietaria decidió darle una vuelta al negocio tras la recomendación de uno de sus hijos, que acababa de viajar a Tailandia y veía en ese tipo de comida un modelo con mucho futuro. Yno se equivocó. De llamarse Comidas Caseras Martínez, se convirtió en Pad Thai Wok y abrió sus puertas en la calle Jacinto Benavente de Fuengirola. A día de hoy ya se plantean incluso dar el salto internacional.

Expansión en 2013

Detrás de este proyecto empresarial se encuentran el futbolista malagueño Jesús Gámez, junto a sus socios Juan Antonio Ferré y Manuel Alcalá. Con la entrada del futbolista en la sociedad empezaron a trabajar en el proyecto de expansión, que comenzaron por la marca y la imagen de la cadena. La fórmula de la franquicia fue la escogida para el crecimiento de Pad Thai Wok, que se inició a lo largo de 2013.

Los propietarios aseguran que este plan de crecimiento siempre ha estado impulsado por los propios clientes, muchos de los cuales empezaron a mostrar interés por abrir una franquicia de la firma. «Tenemos más demanda de la que podemos atender. La expansión nos está desbordando. Ya conocemos de inversores que quieren abrir en Andorra o en Sevilla, pero nos estamos centrando en lo más inmediato», explica Manuel Alcalá, uno de los socios de la empresa.