Diario Sur

Intérpretes de Lengua de Signos se concentran y exigen condiciones de trabajo dignas

málaga. El colectivo de intérpretes de Lengua de Signos de Málaga protagonizó ayer una protesta con una concentración en la plaza de la Constitución con la que quisieron hacer visible su situación de precariedad laboral. El colectivo denuncia que a estas alturas de curso aún quedan unos seis intérpretes por contratar para prestar asistencia a alumnos sordos. «Seguimos en lucha por unas condiciones de trabajo dignas, justas y que respeten los principios de inclusión y accesibilidad para el alumnado sordo», señaló una de las intérpretes. A la concentración se sumaron algunos alumnos sordos que aún no tienen asignado el correspondiente intérprete.

Además, estos profesionales, unos 30 en Málaga, son contratados a través de una empresa, que este mismo mes dejó de prestar el servicio pasando los trabajadores a la Junta, que por concurso público vuelve a ofertar el servicio, por lo que exigen que la Junta los asuma como personal laboral, para así evitar a empresas intermediarias.