Diario Sur

Juzgan a una joven por denuncia falsa de acoso y violación contra cuatro compañeros de colegio

  • Los hechos narrados por la chica dieron lugar a un expediente en la Fiscalía de Menores, acordándose medidas cautelares sobre los jóvenes

Un juzgado de Menores de Málaga ha comenzado este jueves el juicio a una joven, de 17 años cuando ocurrieron los hechos, por un presunto delito de denuncia falsa de acoso y agresión sexual presentada contra cuatro compañeros de colegio, para la que la Fiscalía pide inicialmente que se adopte la medida de 100 horas de prestaciones en beneficio de la comunidad. La vista continuará este viernes.

Este procedimiento se inició después de que se instara la deducción de testimonio respecto de la menor, una vez que el Juzgado de Menores número 3 de Málaga decretó el sobreseimiento libre del caso abierto contra esos cuatro jóvenes a raíz de la denuncia interpuesta por la chica.

En sus alegaciones iniciales, el fiscal explicaba que la menor compareció en varias ocasiones en la Comisaría de Málaga relatando supuestos comportamientos vejatorios y degradantes contra su integridad sexual de las que decía había sido víctima en el curso escolar 2014/2015 por parte de cuatro compañeros; y que había recibido múltiples llamadas desde un número oculto.

El ministerio público señaló en dicho escrito, al que tuvo acceso Europa Press, que en sus manifestaciones en dependencias policiales "la menor faltó maliciosamente a la verdad y así se negó a declarar en la sede de la Fiscalía, salvo la ratificación genérica efectuada".

El fiscal apuntaba que los hechos narrados resultaron "contradichos por elementos objetivos, tales como pruebas testificales, no asistencia de los menores o de la propia menor a clases en esos días, inexistencia de llamadas que pudieran ser coacciones o remisión de fotografías como si fueran de las lesiones ocasionadas cuando habían sido bajadas de Internet".

En su declaración este jueves a preguntas de su defensa, la joven ha señalado que no quería presentar denuncia y que no tenía claras las fechas, según las fuentes consultadas. No obstante, los agentes de Policía Nacional han manifestado que ella dio datos concretos y relató los hechos con las fechas sin estar coaccionada, según han señalado a Europa Press dichas fuentes.

Los hechos narrados por la joven dieron lugar a un expediente en la Fiscalía de Menores, acordándose medidas cautelares sobre los cuatro compañeros, como alejamiento de la víctima. Finalmente, se solicitó el archivo del procedimiento, lo que fue acordado por el juzgado al entender que "no existían indicios racionales de haberse perpetrado los hechos".