Diario Sur

Apuñala al novio de su expareja al sorprenderlos en la vivienda familiar en El Morche

Portal de acceso a la vivienda donde ayer ocurrieron los hechos, en la urbanización Río Güi. :: e. cabezas
Portal de acceso a la vivienda donde ayer ocurrieron los hechos, en la urbanización Río Güi. :: e. cabezas
  • El joven, de 28 años, fue detenido por la Guardia Civil tras herir con un arma blanca al hombre tras una trifulca en un piso junto al río Güi

Apenas llevaban viviendo dos meses en el piso y hasta ayer los vecinos no habían escuchado ningún tipo de discusión ni de pelea entre ellos. El matrimonio, procedentes él de Granada y ella de Jaén, hacía una vida normal, con dos hijos pequeños de ella, un niño de unos tres años, y una niña de unos seis, fruto de otra relación anterior. Al parecer, hace unos días habrían discutido y él se habría marchado de casa. Sin embargo, a primera hora de la mañana de ayer regresó al inmueble y sorprendió en su interior a su expareja con otro hombre. Tras permanecer durante media hora profiriendo gritos e insultos a las puertas del piso, ubicado en el bajo de uno de los bloques de la urbanización Río Güi, en El Morche, el joven, de 28 años, accedió a la vivienda, después de que ella le abriese la puerta.

Fue entonces cuando se inició una pelea entre los dos varones, que acabó con la nueva pareja sentimental de la mujer herido de arma blanca, con varios 'pinchazos' en un costado, provocados presuntamente por el otro hombre. Las heridas no revistieron demasiada gravedad y fueron suturadas con puntos por los efectivos sanitarios que acudieron al lugar de los hechos tras las llamadas de los vecinos alertando del suceso.

En la refriega la mujer también resultó herida con contusiones en una mano y el presunto agresor sufrió una fractura en los huesos de la nariz, al parecer provocado por un puñetazo que le habría asestado el otro hombre, por lo que fue trasladado al Hospital Comarcal de la Axarquía, en Vélez-Málaga, para realizarle unas pruebas con radiografías, antes de ser trasladado a las dependencias del puesto principal de la Guardia Civil en Torrox, donde se le tomó declaración en calidad de detenido.

Los agentes del Instituto Armado lo arrestaron en las inmediaciones del piso. Al parecer, había dejado el cuchillo de cocina que empleó en la agresión en uno de los maceteros que hay en las inmediaciones de los bloques, una zona residencial situada junto a la antigua N-340, a su paso por el núcleo costero torroxeño de El Morche, justo en el límite con Vélez-Málaga y su núcleo de Lagos.

Sin denuncias previas

Un empleado de la empresa que se encarga del mantenimiento de la urbanización, Aurelio López, dijo a SUR que en torno a las 9.00 horas se escucharon muchas voces en el piso, situado en un bajo, «y había dos niños pequeños llorando y chillando en un balcón», detalló. Rápidamente dieron aviso a la Guardia Civil, que se personó en el lugar y arrestó al presunto agresor, localizando además el arma, un cuchillo de cocina.

Tras recibir la atención sanitaria, los agentes identificaron también a la mujer y a su nueva pareja, que igualmente fueron trasladados al puesto principal del Instituto Armado en Torrox, para tomarles declaración, aunque no fueron detenidos. Las diligencias serán ahora trasladadas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Torrox, que será el encargado de determinar el alcance de los hechos y si al supuesto agresor se le imputa un delito de lesiones o uno de tentativa de homicidio. Fuentes cercanas a la investigación apuntaron que no constaban denuncias previas por violencia de género en la pareja.

«Es una urbanización muy tranquila, llevo ocho años trabajando aquí y nunca había pasado nada así de grave. Es una pena, sobre todo por los niños», opinó el empleado torroxeño.