Diario Sur

El pacto del Guadalmedina ve la luz cuatro años después de plantearse

Bravo, De la Torre, Fiscal y Plata, durante la firma. :: salvador salas
Bravo, De la Torre, Fiscal y Plata, durante la firma. :: salvador salas
  • El Ayuntamiento y la Junta escenifican el inicio de una nueva etapa de diálogo para concretar el proyecto de integración del río en la ciudad

Cuatro años han tardado el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía en consensuar un documento de mínimos, que no les compromete económicamente, para pactar su voluntad de alcanzar un proyecto definitivo para la integración del Guadalmedina en la trama urbana de Málaga. Fue en el mes de noviembre de 2012 cuando, desde la Fundación Ciedes, se remitió a la Consejería de Medio Ambiente el primer borrador del protocolo de intenciones que en la tarde de ayer se firmó en el Salón de los Espejos de la Casona del Parque. En medio, cuatro años de ausencia de respuesta por parte del Gobierno andaluz, primero, y de discusión sobre los puntos del texto, después.

El protocolo prevé la creación de un comité técnico y otro director para avanzar en la solución final para el río, que parte con el condicionante expresado por los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente de que no puede permitirse el uso ciudadano permanente del cauce al ejercer como vía de evacuación de la presa y de los arroyos. El consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, incidió en que la preocupación del departamento que dirige es garantizar la capacidad de desagüe del cauce, su mantenimiento y la seguridad de las personas. No obstante, matizó que «hay posibilidades para que los ciudadanos de Málaga se beneficien de esta zona y disfruten del lecho del río para el esparcimiento». Cuestionado por este periódico sobre cuáles podrían ser esas posibilidades, respondió que resulta «prematuro» ahondar más al respecto, si bien reconoció que la opción de los 'puentes-plaza' es una de las que podrían estudiarse.

El alcalde, Francisco de la Torre, admitió que la negociación del protocolo de intenciones, que también fue rubricado por el presidente de la Autoridad Portuaria, Paulino Plata, y por la diputada provincial de Medio Ambiente, Marina Bravo, «ha durado demasiado tiempo» y subrayó que, a partir de ahora, «tenemos que ir más rápido» en la definición de soluciones para el río. Así, confió en que el comité técnico eche a andar en breve.