Diario Sur

Siempre se puede ir a peor

El edil naranja Gonzalo Sichar (izq.), por primera vez en Derechos Sociales, adonde no asiste el no adscrito Espinosa.
El edil naranja Gonzalo Sichar (izq.), por primera vez en Derechos Sociales, adonde no asiste el no adscrito Espinosa. / P. R. Q.
  • Los portavoces abren el melón para que el edil separatista de Málaga Ahora Espinosa pierda la exclusividad y cobre el 90%. Habrá tres empleados en Urbanismo que se queden sin jefatura

Es lo que pasa en las reuniones en las que no está el interesado, que se habla de todo lo que le afecta al susodicho mientras que éste no puede exponer su opinión porque el no estar presente se lo impide. Lo cierto es que el edil separatista de Málaga Ahora, el independiente Juanjo Espinosa, no fue ayer donde no estaba invitado (reunión de portavoces) pero tampoco lo hizo donde sí lo estaba (comisión de Derechos Sociales).

La primera, en la que los portavoces de todos los grupos municipales, PP, PSOE, Málaga Ahora, Ciudadanos e IU-Málaga para la Gente se reunían con el gerente de Alcaldía, Manuel Jiménez, tomó ayer un nuevo derrotero, que es realmente pernicioso para el nuevo edil independiente. No sólo no se cerró ningún metro cuadrado en el que el concejal que aspira a la secretaría provincial de Podemos pueda sentarse con su ordenador, sino que, además, se abrió la caja de Pandora de desposeerlo de su dedicación exclusiva. En la pasada reunión lo puso sobre la mesa Ciudadanos, que quiere que siente precedente en el Ayuntamiento de Málaga para que los ediles que abandonan su partido y se quedan con el acta de concejal tengan que renunciar a una serie de derechos. El equipo naranja en la provincia ya ha perdido a unos cuantos, será por eso que quieren curarse en salud. «Tenemos que luchar contra el transfuguismo, hoy es Málaga Ahora pero mañana puede ser cualquiera, así que tampoco estaría mal crear un estatus diferente para los concejales no adscritos, ya sea Espinosa ahora o quien sea, no es una cuestión personal», subrayó el portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá.

Así que si supuestamente Málaga Ahora tiene a su disposición dos dedicaciones exclusivas, de las 22 que tiene disponibles la corporación en Málaga, la nueva viceportavoz de esta formación, Isabel Jiménez, querría tener su dedicación exclusiva y no estar como hasta ahora, que cuenta con un 90%.

Esta cuestión es meramente económica, ya que hay otra serie de derechos como asistencia a comisiones con voz y voto y a plenos –con mociones las que se estimen– que no se verían afectadas. El hecho es que crematísticamente hablando, Espinosa vería rebajado sus emolumentos sustancialmente. De los 53.380 euros anuales de su anterior viceportavocía en Málaga Ahora a los 40.694 que cobraría con dedicación parcial al 90%, es decir una bajada de 13.000 euros.

El propio Espinosa, al conocer esta posible circunstancia, manifestaba a este periódico:«Yo me voy a seguir dedicando exclusivamente al Ayuntamiento. Como no depende de mí la decisión, hasta que no lo sepa de forma oficial, me reservo mi opinión». El edil podemita hace poca vida en el Ayuntamiento porque sigue siendo un ‘sin techo municipal’, y el asunto parece que va para largo al negarse en redondo su antigua formación, Málaga Ahora, a dejarle una oficina de nueve metros cuadrados, que es la que había disfrutado hasta ahora junto a un técnico del grupo. «Rosa Galindo (la diputada) estará ahora mucho más presente en el Ayuntamiento y ya ocupa este espacio», explicaba la portavoz Ysabel Torralbo, quien reiteraba que ahora por fin tenían los mismos metros que Ciudadanos y que en justicia debían mantenerlos. Proponía que un despacho que hay en el PP, que era el que utilizaba Carlos Hernández Pezzi al marcharse del PSOE, estuviese operativo para Espinosa, pero no tuvo mucho éxito. Por ahora, todo sigue en el aire.

La nueva viceportavoz de Málaga, Ahora, Isabel Jiménez, se reincorporó ayer a la comisión de Derechos Sociales, donde participa por primera vez el edil naranja Gonzalo Sichar (que ejerce de portavoz de Ciudadanos en la Diputación).

Urbanismo. Tres empleados sin jefatura

Aunque el decreto de Alcaldía fulminaba cuatro jefaturas del Departamento de Licencias y Protección Urbanística, que dirige Leonor Muñoz Pastrana, quedaba la opción de que algún jefe pudiera pasar a otro departamento, algo que se vio meridianamente claro ayer que no será así para tres jefes. Según les explicó Muñoz Pastrana y la jefa de Personal, Pilar Alonso, a la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo;y al edil socialista, Daniel Pérez, tres empleados públicos de la Gerencia perderán sus jefaturas. De hecho, una de ellas, como era la jefa del Servicio de Inspección y Conservación, Esther Sedano, ya se quedó vacante cuando ésta pasó hace un año al Instituto Municipal de la Vivienda (IMV).

El funcionario, de cuya carta de lamento se hizo eco ayer esta sección, está definitivamente defenestrado de la plaza que ganó por concurso, tal y como volvió a reiterar Alonso, ya que el decreto de Alcadía es ejecutivo. Ni Pérez ni Torralbo quedaron satisfechos con las explicaciones, y hablaron de que todo se hace a posteriori. «Esta reunión llega tarde. El PPse ha acostumbrado a gobernar en mayoría y no sabe hacerlo en minoría. En esta reestructuración en Urbanismo se cometen los mismos errores que en 2014;los empleados nos muestran su malestar por la arbitrariedad con la que se toman las decisiones en la Gerencia», explicó el socialista Pérez. «Se agradecen las explicaciones pero seguiremos estudiando la estructura porque adolece de transparencia y creemos que según el artículo seis de los estatutos de la Gerencia los consejeros deberíamos haber votado los cambios», puntualizó Torralbo.

Tanto el PSOE como IU-Málaga para la Gente llevarán mociones a la comisión de Urbanismo mañana para tratar este asunto. El grupo socialista hace valer en su iniciativa el informe desfavorable que realiza el comité de empresa de la Gerencia sobre los cambios y pide que se dote a Urbanismo de una Relación de Puestos de Trabajo (RPT), donde se establezcan las funciones del personal. IU-Málaga para la Gente exige que los nombramientos de jefes de negociado y de sección se hagan por concurso y que se eliminen todos los complementos salariales a los exjefes.