Diario Sur

Más de 8.500 parados malagueños optan a 768 contratos de tres meses como peón

Los contratados trabajarán en cuadrillas repartidas por todos los distritos de la ciudad.
Los contratados trabajarán en cuadrillas repartidas por todos los distritos de la ciudad. / Sur
  • Los seleccionados trabajarán a partir del 1 de marzo tres horas al día durante tres meses por un salario de 600 euros netos al mes

Los 768 contratos para trabajar como peón durante tres meses que ofrece el Ayuntamiento de Málaga van a estar de lo más demandados. Más de 8.500 parados malagueños se han inscrito en esta oferta de empleo dirigida a personas en situación de exclusión social o riesgo se dedicarán durante tres horas al día de lunes a viernes a realizar labores de desbroce de solares y cunetas, retirada de residuos en los arroyos o mantenimiento en colegios y dependencias municipales por un salario de unos 600 euros netos al mes.

Financiada a través del programa extraordinario de ayuda a la contratación de la Junta de Andalucía con una partida de 2,1 millones de euros, esta nueva oportunidad laboral ha vuelto a generar un enorme interés entre los desempleados de la ciudad, que han acudido de forma masiva a las oficinas municipales de atención a la ciudadanía (Omac) ubicadas en las juntas de distritos durante las dos semanas en las que ha permanecido abierto el plazo de presentación de solicitudes. A falta del recuento definitivo, el periodo de inscripción se cerró ayer con 8.560 candidatos, una cifra más que considerable aunque inferior a las registradas en las dos anteriores ediciones de esta iniciativa (10.600 en el otoño de 2014 y algo más de 11.000 el año pasado). En principio, el objetivo es que los 768 contratados empiecen a trabajar el 1 de marzo de 2017.

Familias sin recursos

A partir ahora, los trabajadores del Área de Personal se encargarán de revisar todas las solicitudes para comprobar qué aspirantes reúnen todos los requisitos para seguir adelante en un proceso de selección que se prolongará varios meses. Una vez realizada la primera criba, el procedimiento se hará de desarrollará de forma coordinada con los Servicios Sociales Comunitarios, que deberán acreditar que los elegidos están en exclusión social o en riesgo de estarlo. Para otorgar los puestos de trabajo se valorarán las solicitudes en función de una serie de prioridades. Los primeros en la lista serán quienes formen parte de una unidad familiar en la que ninguno de sus miembros haya realizado ninguna actividad laboral en los últimos seis meses. Igualmente tendrán preferencia las personas víctimas de violencia de género, quienes tengan discapacitados a su cargo o aquellos pertenecientes a familias monoparentales con al menos un hijo a su cargo.

Como en las dos ediciones anteriores, los aspirantes que finalmente resulten seleccionados trabajarán de lunes a viernes con una jornada a tiempo parcial de tres horas, y serán repartidos entre los once distritos municipales y el Área de Servicios Operativos para desempeñar tareas fuera del mantenimiento ordinario del Ayuntamiento, pero que servirán para mejorar el entorno de los barrios tales como el desbroce de espacios públicos como solares y cunetas que no estén dentro de las obligaciones de Limasa, trabajos de conservación y mantenimiento en colegios públicos y dependencias municipales, la retirada de basura acumulada en los cauces de los arroyos o de piedras y otros elementos en las playas.